domingo, 17 de diciembre de 2017

¡¡¡HOLA PUTERO!!!

Fotograma del documental ¡Hola Putero!
Las malvadas feministas han vuelto a liarla. Un grupo de esas brujas, autodenominadas TowandaRebels, han lanzado una campaña en las redes sociales, en contra de la prostitución, que se está haciendo viral. Pero, desde otro enfoque. Esto es, saludando directamente a los clientes por el nombre que, según nuestro rico vocabulario, mejor les define: ¡¡¡Hola putero!!!
Las mozas son deslenguadas, pero ¿qué se puede esperar de estas harpías? Parecen ignorar que cuando generalizas con el nombre estás abarcando un amplio espectro social de consumidores de sexo. Las malvadas feministas no asimilan que no se puede meter a todos los puteros en un mismo burdel. Por ejemplo: a los dirigentes del PP que prometían volquetes de putas para motivar a los colegas solo les movía el afán de cohesionar el buen rollo entre la ‘familia’. Ya se sabe que practicar juntos actividades físicas une mucho a un grupo. Nada que ver con el proletario embrutecido que contrata los servicios de la primera ‘pilingui que se encuentra en una acera. ¡Ése! Ése, según ilustradas opiniones, es el putero. ¡Que siempre ha habido clases! Hasta en lo más cutre.
Resulta que la prostitución, según un individuo llamado Arcadi Espada, coautor ‘¿intelectual?’ del partido-engendro Ciudadanos, lejos de ser una lacra que explota y cosifica a millones de seres humanos, en la mayoría de los casos contra su voluntad, es poco menos que una labor social. Una ONG. Según la loca teoría que esgrime este patético personaje, de no existir esta ‘salida’a las pasiones varoniles, las violaciones se multiplicarían por miles. Es fácil deducir de sus palabras que el pobre hombre no ha recibido ninguna lección de educación en la igualdad y en el respeto. Vamos, que su autocontrol de la sexualidad debe ser inferior al de un bonobo y confunde la masculinidad con la brutalidad y la posesión.
Pero la cosa no quedó ahí. Para rematar su explicación, pretendidamente antropológica, trazó una comparación que pasará a los anales (entiéndase sin segundas lo de anal) de la histriónica historia de los más vomitivos tertulianos de nuestros medios de comunicación. Dijo que las prostitutas son como las enfermeras; unos oficios en los que nadie quiere estar pero que hacen su papel. ¡Joder!, con perdón. Si obviamos, que ya es obviar, que enfermería no es una profesión estrictamente femenina, olvida otro pequeño matiz que diferencia ambas ocupaciones: la prostitución es un negocio basado en la explotación, cosificación y comercio de mujeres y niñas, mientras que la enfermería, amén de profesión, es una vocación personal de servicio y solidaridad hacia el prójimo.
A las primeras acuden los clientes aún a sabiendas de que las personas con las que van a tener sexo pueden estar siendo obligadas, extorsionadas, incluso amenazadas para satisfacer sus ‘básicoarcadianos’ instintos. ¡¡¡No señor putero!!! Voy a contarte un secreto: “aseguran mis amigas femibrujas que ninguna de las mujeres que has pagado quería libremente estar contigo”, y que “Tú no pagas por follar, pagas por violar”. ¡Qué fuerte suena eso ¿no?! Es lo que tiene hablar claro. Que escandaliza espíritus sensibles y reflexivos como el de Arcadi Espada y eso les crea fantasías eróticas con enfermeras.
Lo bueno es que Arcadi, como todo hijo de vecino, caerá tarde o temprano en manos de una enfermera o enfermero. Y mientras le ponen una vía o cualquier otro suplemento vital rezará a los dioses a los que rezan los idiotas como él para que no lo reconozca ni la limpiadora. También digo que si cayera en mis manos del tacto rectal no lo librada ni dios.
¡Que no tenga miedo! El trabajo de este gremio no se paga con dinero. Cada día salvan vidas sin distinción de raza, condición, sexo o sesera. Padecen recortes, falta de personal y medios. Hacen turnos imposibles por un sueldo mensual que el señor Espada se gasta alegremente en una cena gracias a lo que gana vomitando chorradas en el programa de Ana Rosa. La prioridad de los sanitarios siempre es el paciente. Aunque sea un gilipollas integral o un troglodita putero. O sea, que puede estar tranquilo cuando tenga que hacerse una analítica. Seguro que las enfermeras y enfermeros le esperan con sus agujas bien afiladas. Piense un poco en ello. A veces cuesta un poco encontrar la vena.
Gilipollas aparte, apoyo la campaña ¡¡¡Hola Putero!!! porque confronta a los clientes con la cruda realidad del infierno que sufren las personas obligadas a prostituirse por la fuerza y, por ende, de su complicidad en la trata de personas. ¡¡¡Sin puteros no hay prostitución!!! dicen las TowandaRebels. Es una tarea difícil porque mueve cantidades ingentes de dinero en todo el planeta y por eso hay que mostrar la realidad que rodea este comercio humano. Aceptar que quien paga por sexo contribuye a que siga esa esclavitud. Que no es inocente. Así de complicado y simple. Un pequeño salto evolutivo que no está todavía al alcance de muchos ‘machoscamachos’ que aún siguen en la edad de las cavernas y son incapaces de controlar sus institutos más primarios.

Por eso, no se ofenda usted tanto, señor Arcadi, con la campaña de las feministas. Solo dicen verdades como puños. Un putero es un putero por muy refinados que sean sus gustos y muy lujosos que sean sus hábitos. Como dice el refrán ‘aunque la mona se vista de seda, mona se queda’. Y lo mismo pasa con los majaderos que comparan la prostitución con la enfermería: ‘que aunque el necio se disfrace de tertuliano, ideólogo o periodista…, como un necio majadero se manifiesta’. Y que me perdonen los necios por la parte que les toca.

jueves, 14 de diciembre de 2017

LOS BIENES DE SIJENA O LA DAMA DE ELCHE ¿Dónde TIENE QUE ESTAR EL ARTE?

Bienes de Sijena expuestos en el museo de Lleida
Además de revelar el profundo amor de algunos catalanes y algunos aragoneses por las antigüedades de arte sacro, el caso Sijena plantea otras cuestiones sobre el patrimonio artístico que rebasan de lejos la actual situación que, al fin y al cabo, tiene ya un largo recorrido judicial. Sobre el carácter simbólico de algunos objetos dan cuenta la humillación que suponía para Roma que los estandartes de su legiones cayeran en manos enemigas y en cuanto a las artes, cabría remontarse a los expolios de ciudades como Constantinopla a manos de venecianos y cruzados. Parece que lo más justo y sensato sería devolver esos objetos allí donde fueron creados o en su primer entorno. Pero, ¿es todo así de simple?
Tomemos cuatro ejemplos de entre centenares. Dos internacionales, los Mármoles del Partenón o la Puerta de Ishtar de Babilonia y dos españoles, la Dama de Elche y el Tesoro Quimbaya. En principio esos objetos deberían ser retornados, tal y como reclaman desde hace mucho tiempo países, ciudades o grupos de opinión. Pero es que los casos son tan diferentes entre sí que resulta casi imposible establecer un criterio unívoco.
El Partenón, en el British Museum
Frisos del Partenón expuestos en el British Museum 
Los Mármoles del Partenón, que actualmente se encuentran en el British Museum de Londres, posiblemente sea el caso más famoso. En el Reino Unido, los mármoles reciben el nombre de quien los trajo, el séptimo conde de Elgin (nacido Thomas Bruce). En 1801, Elgin obtuvo de Estambul, que entonces controlaba la península balcánica, un permiso para llevarse la casi totalidad de los frisos del Partenón (entonces abandonado), así como piezas de los Propileos y el Erecteión. La polémica no se hizo esperar y ya antes de que Grecia recobrara su independencia en 1836, voces como la de Lord Byron acusaron a Elgin de expolio y pillaje. El asunto alcanzó tales grados que Elgin se vio casi obligado a vender los mármoles al gobierno británico.
Por supuesto, una de las primeras cosas que hizo el nuevo estado griego es reclamar esos y otros tesoros históricos. Sin ningún resultado. El último intento de mediación fue hace pocos años de la misma UNESCO, pero tampoco fructificó ante la negativa del British Museum a aceptar tal mediación, alegando que la UNESCO solo debe relacionarse con los gobiernos. ¡Será por excusas! En casi dos siglos las ha habido de todos los tipos. Una muy frecuente es que Grecia no sabría conservar su propio legado. Pero claro, resulta que los mármoles se limpiaron en 1937-38, en el altanero British, utilizando cinceles y cepillos de púas metálicas, dejándolos muy blancos pero destruyendo en el proceso buena parte del detalle de las esculturas.
La Puerta de Ishtar en Berlín
Puerta de Ishtar en el museo de Berlín 
Otro caso peculiar es el de la Puerta de Ishtar de Babilonia, que se conserva en el museo de Pérgamo en Berlín. En realidad, la puerta como la vemos no existía. Lo que encontraron arqueólogos alemanes a finales del siglo XIX, fueron restos bastante impresionantes de dicha puerta, pero sin su revestimiento cerámico. Este se encontraba diseminado en literalmente miles de piezas. Las primeras 10.000 fueron embarcadas para Berlín a principios del siglo XX, aún bajo domino otomano. En 1926 ya se había fundado Irak como hoy lo conocemos y Berlín consiguió convencer a los iraquís de que lo mejor para mostrar el monumento completo era que todo se centralizara en Berlín, recibiendo de Bagdad otras 400 cajas de restos que contendrían otras 15.000 piezas.
Lo que actualmente se ve en Berlín es el producto de un alucinante puzle. En este caso, el país de origen, Irak, no ha hecho apenas valer sus derechos y Sadam Hussein mandó hacer otra Puerta algo más pequeña en 1987, y que fue casi destruida en las guerras del país. Solo en el 2002 Irak pidió tímidamente su restitución, pero tampoco estaba el horno para bollos, como aquel que dice.
La Dama de Elche, en Madrid
Dama de Elche. Museo Arqueológico Nacional, Madrid
En España, el caso más notable en cuanto a restituciones es el de la Dama de Elche. Como es sabido, la Dama fue descubierta en 1897 por Manolico, un chaval de 14 años que estaba ayudando en un desmonte de la loma de la Alcudia. A la hora de comer, en ese 4 de Agosto, Manolico se puso a cavar por su cuenta y al dar un golpe de azada encontró lo que parecía una piedra y que desenterrada resulto ser la Dama de Elche, bautizada allí mismo como Reina Mora. Esto es un poco legendario, pero da lo mismo. El caso es que la escultura, descrita como ibera con influencia griega, ha sido datada entre los siglos V y IV a.C. Tras muchos avatares y ser vendida al Louvre, donde permaneció 40 años, la Dama fue recuperada y trasladada a Madrid en 1941, primero al Prado y luego al Arqueológico.
No hace falta decir que coincidiendo con su regreso a España, la ciudad de Elche pidió su repatriación, con la única respuesta de que el Arqueológico Nacional cediera durante unos meses la Dama con motivo de la inauguración, en 2006, del nuevo Museo Arqueológico y de la Historia de Elche. Actualmente, allí hay una copia y ya hay quien pide que se aplique la misma doctrina que a los bienes de Sijena. ¿Dónde debería estar el original?
El Tesoro de los Quimbayas, en España
Objetos del Tesoro de los Quimbayas expuestos en Madrid
Un último ejemplo puede ser el Tesoro de los Quimbayas. Estamos a finales del XIX, cuando la independencia de Colombia tenía ya más de medio siglo pero las fronteras entre los nuevos países no estaban todavía consolidadas. En 1892, el presidente Holguín agradeció la intervención técnico-política del gobierno español en un conflicto fronterizo con Venezuela regalando a la Reina Regente María Cristina 122 piezas de oro de las más de 400 del llamado tesoro de los Quimbayas, datadas entre los siglo V y VI de nuestra era. El tesoro ya se hallaba en España con motivo de su exposición en los fastos del IV Centenario del Descubrimiento. Desde entonces siempre ha habido una cierta inquietud por ese regalo y hace diez años se interpusieron varias demandas en Colombia para exigir que fuera repatriado.
Finalmente el Constitucional colombiano sentenció el pasado mes de octubre que el regalo era anticonstitucional porque implicaba el patrimonio cultural del país y emplazaba al gobierno, cuya ministra de exteriores es María Ángela Holguín, emparentada con el presidente del obsequio, a que pidiera su restitución a las autoridades españolas. El gobierno español no se da por enterado dado que este oro, precisamente, fue de los pocos que no fueron fruto de la rapiña colonial. Algo así como “lo que se da no se quita”.
Estos cuatro ejemplos están elegidos entre los contenciosos más notables sobre este tipo de objetos. Los hay a cientos porque las guerras, los colonialismos, los usos diplomáticos (el tesoro de los Quimbayas dista de ser el único ejemplo) o el comercio ilegal (lo más frecuente de lejos), han trasladado muchas obras lejos de los lugares para el que fueran ideadas. La mayor parte de ellas tampoco podrían reponerse a esos lugares de origen, como es el caso de los Mármoles del Partenón, que irían a un museo ateniense. También resulta que excusas eternas como la inestabilidad en Medio Oriente se hacen dolorosamente reales con la destrucción muy reciente de Palmira, que puede considerarse también patrimonio de la humanidad.
Hay casos palmarios de expolio consciente que se han ido solucionando con los años, sobre todo cuando no son tan lejanas en el tiempo, como las ventas de bienes y arte judíos expropiados por la Alemania nazi, pero la inmensa mayoría siguen donde cayeron hace a veces más de un siglo de forma muy cuestionable. Cada caso, como se ve, tiene matices que lo diferencian de los demás. La pura justicia dice que el British se llevó demasiadas momias de Egipto, pero es igualmente cierto que en el museo del El Cairo tiene muchísimas más. Y así, entre razones y contra-razones es posible discutir, ya no horas o días, sino años e incluso siglos.

Aquí opinamos que los bienes claramente identitarios de un país deben retornar a ese país y en los casos más locales, los bienes culturales deben estar donde se garantice una mejor conservación y el mejor acceso al conjunto de la ciudadanía.

lunes, 11 de diciembre de 2017

TRUMP, JERUSALÉN Y LA NUEVA INTIFADA

Jóvenes palestinos enfrentándose al ejército israelí 
El actual sistema dominante o stablishment estadounidense utiliza la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasa a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas. Y tiene como pilar de su sistema político la sucesiva alternancia en el Poder del Partido Demócrata y del Republicano (ambos fagocitados por el lobby judío), con lo que la sorpresiva victoria de Donald Trump ante Hillary Clinton representó para Israel “perder una valiosa amiga para ganar un amigo mejor”, Donald Trump, el tapado de la AIPAC.
EEUU y la AIPAC
El Magnicidio de Kennedy tuvo como daño colateral el nacimiento de un sistema político tutelado por el “Poder en la sombra”, quedando, desde entonces, como rehenes todos los sucesivos presidentes electos de EEUU, según la confesión realizada por el primer Ministro israelí, Ariel Sharon, al entonces Ministro de Exteriores Shimon Peres, en octubre del 2001: “Nosotros, el pueblo judío, controlamos Estados Unidos y los estadounidenses lo saben”, teniendo como fuente la radio israelí “Kol Israel”, sirviéndose de lobbys de presión entre los que destacaría la American Israel Public Affairs Committee (AIPAC).
La AIPAC es el más influyente grupo de presión pro-israelí en EEUU, pues cuenta con más de 100.000 miembros, 150 de ellos dedicados exclusivamente a presionar al Congreso, a la Casa Blanca y todos los organismos administrativos en la toma de decisiones políticas que puedan afectar a los intereses del Estado de Israel. Y, aunque siempre se ha creído que la AIPAC sería un “gobierno virtual” que teledirigiría la política exterior de EEUU en función de los intereses israelíes, la realidad es que el lobby pro-israelí tiene verdadero peso en los ámbitos del poder porque EEUU e Israel casi siempre han compartido idénticos intereses geopolíticos, desde la fundación del Estado de Israel en 1.948.
Así, EEUU contaría con Israel para mantener a los estados árabes de Oriente Próximo bajo la amenaza constante de ataque, (asegurándose de paso que se mantengan serviles ante Washington) e Israel no podría seguir existiendo en su forma actual sin el fuerte apoyo político y material que recibe de EEUU (Unos 3.800 millones de dólares anuales en ayuda militar).
Sin embargo, durante el segundo mandato de Obama, asistimos a la escenificación de un “desencuentro en las formas” israelí- EEUU, debido al concepto geopolítico imperante en la Administración Obama, cuyo cerebro sería el ex-Consejero de Seguridad Nacional del presidente Carter, Zbigniew Brzezinski. Brzezinski, en un discurso ante al Consejo Nacional Irano-estadounidense (NIAC), afirmó que “creo que los EEUU tiene derecho a decidir su propia política de seguridad nacional y no seguir cual mula estúpida lo que hagan los israelíes”. Además, Brzezinski, estaría enfrentado con los lobbyes neocon republicano y judío de EEUU y, con su habitual mordacidad, habría desacreditado la miopía geoestratégica de ambos grupos de presión al afirmar que “están tan obsesionados con Israel, el Golfo Pérsico, Irak e Irán que han perdido de vista el cuadro global: la verdadera potencia en el mundo es Rusia y China, los únicos países con una verdadera capacidad de resistir a Estados Unidos e Inglaterra y sobre los cuales tendrían que fijar su atención”.
Jerusalén, ¿capital del Estado de Israel?
Theodor Herzl es considerado el Padre del actual Estado de Israel y fundador del sionismo. En su libro El Estado judío: ensayo de una solución moderna de la cuestión judía, propuso la creación de un Estado judío independiente y soberano para todos los judíos del mundo al tiempo que promovió la creación de la OSM (Organización Sionista Mundial). Y en su obra La Vieja Nueva Tierra (1902), sentó las bases del actual Estado judío como una utopía de nación moderna, democrática y próspera en la que se proyectaba al pueblo judío dentro del contexto de la búsqueda de derechos para las minorías nacionales de la época que carecían de Estado, como los armenios y los árabes.
Sin embargo, aurora-israel.co/il, denuncia que “la política aislacionista del primer ministro, Benjamín Netanyahu, parece estar en las antípodas de los fundadores del sionismo, tales como Teodoro Herzl y Chaim Weizmman, que incluyeron al movimiento dentro del espectro progresista en el campo de la diplomacia, con lo que la pregunta es si puede revertirse peligroso el aislamiento diplomático de Israel con una política que sea contraria al inmovilismo y el encerramiento”.
Así, el Gobierno de Netanyahu aspira a resucitar el endemismo del Gran Israel (Eretz Israel). Este ente intentaría aunar los conceptos antitéticos del atavismo del Gran Israel (Eretz Israel), que bebería de las fuentes del Génesis 15:18, que señala que “hace 4.000 años, el título de propiedad de toda la tierra existente entre el Río Nilo de Egipto y el Río Éufrates fue legado al patriarca hebreo Abraham y trasferida posteriormente a sus descendientes”, doctrina que tendría como principal adalid a Isaac Shamir al defender que “Judea y Samaria (términos bíblicos de la actual Cisjordania) son parte integral de la tierra de Israel. No han sido capturadas ni van a ser devueltas a nadie”.
En dicha doctrina se basarían los postulados actuales del partido Likud, liderado por Netanyahu, que aspira a convertir a Jerusalén en la “capital indivisible del nuevo Israel”, tras la invasión de su parte oriental tras la Guerra de los Seis Días (1.967) y que, según Wall Street Journal, “la Administración Trump podría hacer en breve realidad al trasladar la Embajada estadounidense a Jerusalén”, lo que conllevará una nueva intifada palestina y el repudio de la comunidad internacional.
¿Nueva Guerra en Oriente Medio?
Nos encontraríamos, pues, en un momento crucial para definir el futuro mediato de Oriente Próximo y Medio (Oriente PROME), pues, tras la salida de Obama de la Casa Blanca, estaría aumentando la presión del lobby pro-israelí de EEUU (AIPAC) para proceder a la desestabilización de Irán por métodos expeditivos. Y este momento será utilizado por EEUU, Gran Bretaña e Israel para proceder a rediseñar la cartografía del puzle inconexo formado por dichos países y así lograr unas fronteras estratégicamente ventajosas para Israel, siguiendo el plan orquestado hace 60 años de forma conjunta por los gobiernos de los tres países y que contaría con el respaldo de los principales aliados occidentales.
Así, tras la aprobación por el Congreso y Senado de EEUU de una declaración preparada por el senador republicano Lindsey Graham y el demócrata Robert Menéndez que señala con rotundidad que “si Israel se ve obligado a defenderse y emprender una acción (contra Irán), EEUU estará a su lado para apoyarlo de forma militar y diplomáticamente”, con la Administración Trump asistiremos al aumento de la presión del lobby pro-israelí de EEUU (AIPAC) para proceder a la desestabilización de Siria e Irán por métodos expeditivos.
En una primera fase de dicho plan, el Senado de EEUU renovó de forma unánime hasta el 2.026 la Ley de Sanciones contra Irán (ISA por sus siglas en inglés) y, tras el lanzamiento de un nuevo misil balístico por Irán, Trump amplió las sanciones contra varias empresas iraníes relacionadas con los misiles balísticos sin violar el Acuerdo Nuclear firmado entre el G+5 e Irán en 2.015, conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA por sus siglas en inglés) y que tan sólo serían fuegos de artificio para distraer la atención del maquiavélico Plan esbozado por la Alianza anglo-judía en 1960 que incluiría la balcanización de Irán.
EEUU e Israel habrían empezado a teledirigir al DAESH para mediante atentados mediáticos y selectivos desestabilizar el régimen del Líder Supremo, ayatolá Ali Khamenei, y cuyo primer paradigma sería el reciente doble atentado en el corazón de Teherán.
Dicha guerra será un nuevo episodio local que se enmarcaría en el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría EEUU-Rusia e involucrará a ambas superpotencias teniendo como colabores necesarios a las potencias regionales (Israel, Egipto, Arabia Saudí e Irán), abarcando el espacio geográfico que se extiende desde el arco mediterráneo (Libia, Siria y Líbano) hasta Yemen y Somalia y teniendo a Irak como epicentro (rememorando la Guerra de Vietnam con Lindon B. Johnson (1963-1.969).
Siria, Líbano e Irak serían tan sólo el cebo para atraer tanto a Rusia como a China y, tras desencadenar una concatenación de conflictos locales (Siria, Irak y Líbano), desembocar en un gran conflicto regional que marcará el devenir de la zona en los próximos años y cuyo desenlace podría tener como efectos colaterales el diseño de una nueva cartografía favorable a los intereses geopolíticos de EEUU, Gran Bretaña e Israel con la implementación del Gran Israel (“Eretz Israel”).

Germán Gorraiz López || Analista político ||

domingo, 10 de diciembre de 2017

NAVIDAD: CREENCIAS, RITOS Y TRADICIONES

Saturnales romanas,  origen de la navidad cristiana
La navidad, si algo tiene, es que no deja a nadie indiferente, o la amas, o la odias. Yo soy más de ignorarla. Actitud que se refuerza a medida que los datos históricos corroboran la inconsistencia de los dogmas religiosos. El más reciente es que la presunta tumba de Jesús está datada en el siglo IV y fue mandada construir por el primer emperador cristiano de Roma, Constantino.
¿De donde proceden los ritos, mitos y tradiciones que han perdurado hasta hoy? Aquí tienes algunas respuestas…
El árbol de navidad
Muchas personas colocan el árbol navideño sin preguntarse por su origen y significado, simplemente cumplen con la tradición. La mayoría lo relacionan con Papá Noel pero sus orígenes, según cuenta la leyenda, se remontan al siglo VIII, cuando San Bonifacio fue a Germania a convertir paganos al cristianismo. En una noche de Navidad, los germanos intentaron sacrificar un niño debajo de un árbol y San Bonifacio, furioso, arrancó el tronco de raíz y brotó de ellas un pino. Con su acción, no solo salvó la vida del niño, también logró que la mayoría de los presentes se convirtieran al cristianismo, ya que lo consideraron un acto milagroso. De aquellos hechos procede la costumbre de colocar el árbol navideño, que se extiende por el mundo anglosajón a partir del siglo XVI. En España, el árbol navideño está imponiéndose a la tradición del belén.
Adornos del árbol
Las bolas, estrellas o herraduras que cuelgan hoy de los árboles de Navidad representan las antiguas piedras, manzanas u otros objetos que adornaban el roble celta. Cada uno de estos objetos tiene un significado: Las bombillas eléctricas que han sustituido a las velas simbolizan la luz del mundo, las herraduras son símbolo de buena suerte, las piñas son símbolo de inmortalidad, las campanas muestran la alegría navideña, las manzanas o bolas de navidad representan la abundancia y la estrella del árbol representa la estrella de belén.
El pesebre o nacimiento
San Francisco de Asís es el responsable de la tradición de los pesebres, nacimientos o belenes. En 1223 obtuvo un permiso papal para celebrar la misa de Nochebuena de una manera original: En el bosque de Greccio, cerca de Roma, dispuso un altar junto a una cueva, en la que había algunos animales domésticos y un pesebre con heno, para el reposo del Niño Jesús. Ante el éxito que consiguió la celebración, los franciscanos la adoptaron para la celebración de la Navidad. A partir del renacimiento, los pesebres, tal cual los conocemos hoy, se comenzaron a instalar fuera de los conventos, iglesias y monasterios. Sin embargo, la contrarreforma protestante frenó esta manifestación religiosa, que solo los jesuitas mantuvieron viva en el reino de Nápoles. Fue el rey de España, Carlos III, quien impulsó su instalación en los hogares fuera de los recintos religiosos cuando ordenó construir un pesebre en uno de los aposentos de su palacio. Ya en España, encargó a unos artistas valencianos uno igual para su hijo. A partir de ese momento, el pesebre se popularizó por todo el reino y se convirtió en una tradición muy arraigada, sobre todo en la Europa Mediterránea y América Latina.
Los reyes magos
“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él”. –Mateo 2:1-3.
El evangelio de San Mateo es el único que menciona la figura de los magos, pero no da sus nombres y tampoco cuantos eran. Fue en el siglo III, cuando Quinto Tertuliano cita por primera vez a los magos como reyes o de estirpe real. Posteriormente, durante el siglo IV, se estableció que fueran tres, en representación del oro, el incienso y la mirra, y se conocieron sus nombres. En el siglo XVI, se cree que por razones ecuménicas, se estableció que Baltasar fuera de color negro. Según diferentes historiadores, con la imagen de los tres Reyes Magos se pretendió otorgar universalidad a la llegada Jesús.
Papá Noel
Papa Noel moderno (1931)
La historia de Papa Noel, también llamado San Nicolás, Santa Claus o Padre de Hielo, está directamente relacionada con el Santo Nicolás de Bari, quien nació en Turquía, en el siglo IV, en el seno de una familia adinerada. Después del fallecimiento de sus padres, a los 19 años, decidió donar su fortuna y dedicar su vida al sacerdocio.
San Nicolás falleció el 6 de diciembre del año 345 y se le representa con una bolsa repartiendo regalos porque en su adolescencia, cuando supo que la hija de un vecino iba a casarse y que el padre de esta no tenía dinero para la fiesta, le regaló a la joven una bolsa de monedas de oro. A partir de ese gesto comenzó la costumbre de intercambiar regalos en navidad. Con respecto a su aspecto físico, era muy distinto al que conocemos en la actualidad; era alto y delgado. Su historia e imagen fueron cambiando con el tiempo y muchos de esos cambios son atribuidos a invenciones estadounidenses. El primer gran cambio fue en 1823, cuando el escritor Clement Moore escribió el poema “Una Visita de San Nicolás”, en él que lo recrea sobre un trineo tirado por renos en lugar de montado un caballo como se conocía hasta ese momento. La segunda modificación importante se produjo en 1931, cuando una conocida marca de refrescos encargó a un caricaturista que creara un Papá Noel más humanizado. Así nació el personaje que conocemos hoy en día, vestido de rojo, con cinturón y botas negras.
¿Cuándo nació Jesús?
Existen varias teorías que sostienen que el nacimiento de Jesús, si es que en realidad existió, no fue el 25 de diciembre, y se cree que se eligió esa fecha porque coincidía con la fiesta pagana que se celebraba por el nacimiento del sol. Era el día en que los romanos celebraban la festividad del “nacimiento del sol invicto”, Mitra (Mithras), el alargamiento del día frente a la noche invernal, la victoria de la luz sobre las tinieblas.
Esta tesis es admitida por numerosos autores cristianos. Credner, en 1833, señalaba: “Los Padres transfirieron la conmemoración del 6 de enero al 25 de diciembre porque la costumbre pagana quería que se celebrara en esta fecha el nacimiento del Sol, encendiendo velas en signo de alegría, y porque los cristianos tomaban parte en estos ritos y festejos. Cuando los doctores vieron cuán ligados seguían los cristianos a esta fiesta, tomaron la decisión de hacer que la Natividad se celebrara en este día”. La tradición dice que la fiesta de la Navidad fue instituida por el papa Julio I, pero no hay ningún documento que permita asegurarlo. Por eso algunos estudiosos del tema sostienen que bajo el reinado del emperador Honorio, entre los años 395 y 423, fue cuando el 25 de diciembre se convirtió en fiesta religiosa, puesta en pie de igualdad con la Pascua y la llegada de los reyes magos. Pero no será hasta el año 440 cuando la Iglesia decida oficialmente celebrar el nacimiento de Jesús en esa fecha. Aun así, ésta no se constituirá fiesta obligatoria hasta que así lo decida el Concilio de Agde, en el 506. Y habrá que esperar al año 529 para que el emperador Justiniano lo instituya como día festivo.
Cenar pavo en Nochebuena
El pavo llegó a Europa procedente de Méjico, en el primer tercio del siglo XVI. Fue un recuerdo que trajo Hernán Cortés del Nuevo Mundo después de que los aztecas se lo dieran a probar. Allí era conocido con el nombre de guajalote. En Europa fueron los jesuitas los que lo introdujeron al llevarlo a sus colegios. En España, el gracejo popular llamó desde entonces “los pavos” a los jesuitas.
Roscón de Reyes
Este dulce, uno de los más antiguos de Navidad, tiene origen pagano. En época romana, desde mediados de diciembre a finales de marzo tenían lugar las fiestas de invierno, con las que Roma celebraba la protección de sus dioses. Siglos más tarde, la iglesia logró cristianizar las saturnales romanas superponiendo la fecha del nacimiento de Cristo al solsticio de invierno. Con motivo de aquellas fiestas se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel que se repartían entre plebeyos y esclavos. En su interior se introducía un haba seca y al afortunado al que tocaba la legumbre era nombrado rey de la casa durante ese día. Felipe V importó en España esta tradición del rosco como culminación de las fiestas de Navidad, eso sí, desprovisto de todo simbolismo y cubierto de frutas escarchadas, con alguna sorpresa escondida en su interior. En la actualidad, el roscón de reyes vuelve a llevar el haba (quien la encuentra pagará el roscón) y una pequeña figura (quien la encuentra debe ponerse la corona del envoltorio del roscón).
Turrón
Durante un tiempo, los italianos defendieron la comarca de Cremona como cuna del turrón, aunque estudios posteriores dieron la paternidad a los árabes instalados en España. El primer documento escrito sobre el turrón data de 1603, y en él se describe cómo en la localidad de Jijona se fabricaban turrones.
¿Por qué razones se relaciona este alimento con la navidad? Primero porque sus ingredientes no son baratos y su elaboración es costosa, por ello el producto final es escaso y caro por lo que se consumía sólo en ocasiones especiales. La segunda razón es que fue el escritor y gastrónomo Antonio Martínez Montiño, cocinero del rey Felipe II (Siglo XVI), quien lo popularizó al incluirlo en el menú navideño del rey. La tercera es que los productores del turrón eran en su mayoría hortelanos o agricultores y cuando ya no tenían faenas del campo, allá por octubre-noviembre, sacaban un dinero extra con la fabricación del turrón, por ello la producción se concentraba en los primeros meses de invierno.
Las 12 uvas con las campanadas de nochevieja
La tradición de tomar las doce uvas se remonta sólo a principios del pasado siglo. La implantación de esta costumbre, que por cierto, es exclusiva de España, no se debe a motivos religiosos o culturales, sino más bien a meros intereses económicos. En la Nochevieja de 1909, los cosecheros, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron desembarazarse del excedente de uvas de ese año inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.
Aguinaldo
Tradicionalmente se les daba a servidores públicos y privados una pequeña propina coincidiendo con fechas navideñas, como forma de felicitar la Navidad. Aquella tradición derivó en la costumbre de los mozos de recorrer las casas vecinas cantando villancicos a cambio de dulces navideños y algunas monedas. Con lo recogido celebraban su propia fiesta. Actualmente, solo los niños continúan la tradición de cantar villancicos pidiendo el aguinaldo:
Dame el aguinaldo / carita de rosa / que no tienes cara / de ser tan roñosa
En Ecuador es costumbre vestirse de viuda y pedir el aguinaldo con un muñeco de tamaño real que representa a un amigo o a un político, que al final se quema (tradición que sería útil importar para España). En Méjico, los aguinaldos son chucherías y dulces que reparten durante las Posadas y la Nochebuena. En Bogotá (Colombia) juegan a los aguinaldos apostando pequeñas cantidades.
Cesta de navidad, la paga extra, las loterías y las rifas
La cesta de Navidad, la paga extra, las loterías y las rifas son la representación más moderna del tradicional aguinaldo. La cesta de Navidad tiene sus raíces en las canastillas que usaban antes los campesinos para entregar los aguinaldos. Las rifas existen desde hace mucho tiempo y es otra forma de conseguir dinero. En España, en 1857 se decretó que todas las rifas se sortearan con los números premiados en la lotería nacional. Los primeros sorteos de la lotería de Navidad y Reyes fueron en 1812 y 1942 respectivamente. En algunos países de América como Argentina también se juega a la lotería por Navidad.
Propina navideña
Según cuenta la leyenda la tradición nació con Rómulo, el primer rey de Roma, quien el primer día del año recibió de sus ayudantes unas ramas cortadas de un frutal del bosque de la diosa Strenia. Más adelante este gesto se transformó en un rito que se celebraba cada primer día del año y se llamó Strena.
Leño de navidad
El leño de Navidad es una tradición que pervive en muchos lugares de España, Francia, Inglaterra y países eslavos. La antigua costumbre era encender un tronco con un fragmento de su predecesor que se guardaba todo el año protegiendo la vivienda contra los males. Una de las tradiciones que todavía perdura en algunos pueblos serranos es la de la tronca o toza de Navidad. Van al monte y después de pedirle perdón cortan la tronca y la noche de Nochebuena la encienden en el hogar. Después de la misa del gallo la familia se ponía alrededor de la tronca y una persona la bendecía. Otro rito que se celebraba con la tronca era colocar en los agujeros turrones, golosinas, monedas, etc. Después los niños la golpeaban y se quedaban con lo que salía de la tronca.
Ropa interior roja
El origen de esta tradición es incierto, pero deberíamos retrotraernos a tiempos de la Edad Media, cuando casi todo estaba prohibido, sobre todo a las clases populares. En aquellos tiempos se relacionaba el color rojo con el demonio, la sangre y la brujería. Por esta relación, incluso llego a prohibirse él cultivo y consumo de alimentos como tomates, pimientos…, y vestirse con prendas de color rojo.
Para burlar esta prohibición, la sabiduría popular recurrió a utilizar prendas de este color en su ropa interior y hacerlo en invierno, cuando la vida parece estar parada, como símbolo de buena suerte y de la vida que renace con el color de la sangre.
Tarjetas de navidad
La tradición se remonta a 1831, cuando un diario de Barcelona quiso poner en marcha la técnica de la litografía felicitando la Navidad a sus lectores. Rápidamente se extendió la costumbre de felicitar las fiestas mediante una de estas litografías. A partir de 1870 se introdujo el color en las felicitaciones. La confección del primer Christmas suele atribuirse al londinense sir Henry Cole, quien en 1843, al carecer de tiempo para escribir las cartas de felicitación a sus amigos, encargó a una imprenta una tarjeta con el mensaje “Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo”.

Marcel Félix de San Andrés Sánchez

jueves, 7 de diciembre de 2017

EUROPA, PARAÍSO DE PARAÍSOS FISCALES

Paraísos Fiscales en el mundo
El pasado 4-12-2017, la comisión europea ha anunciado a bombo y platillo una lista negra de paraísos fiscales, una lista producto en cierta manera del impacto mediático y social de los escándalos de filtraciones como los de la lista Falciani, Luxleaks, Papeles de Panamá o Papeles del Paraíso que han obligado a las autoridades europeas a dar pasos que escenifiquen su lucha contra la evasión fiscal.
La lista de risdicciones que no cooperan en materia fiscal, como se llama oficialmente la lista negra, es el primer repertorio de paraísos fiscales común para la UE y sustituye a las listas nacionales que tenían algunos Estados, homogeneizando los criterios que determinan qué países acaban en ella.
Para confeccionar esta lista, expertos fiscales de los Veintiocho han analizado desde principios de año la legislación fiscal de 92 jurisdicciones en base a tres criterios: 1) El nivel de transparencia; 2) Si garantizan una imposición justa o por el contrario facilitan la creación de estructuras opacas; 3) La implementación de las normas internacionales contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS).
Pero realmente esta lista negra de paraísos fiscales nace herida de muerte al no mencionar o señalar a ninguna de las guaridas fiscales europeas. Se convertiría así en un lavado de cara de las instituciones europeas y no una herramienta útil para combatir la evasión fiscal, como ya denunciaba una semana antes Intermon Oxfam, que pedía incluir los países comunitarios de Luxemburgo, Irlanda, Malta y Holanda. En la propia comisión de Papeles de Panamá del Parlamento Europeo ya señalamos también la necesidad de incluir en esta lista de paraísos fiscales a países de la propia UE, si bien ha sido desoído.
La arquitectura económica de la UE promueve, en un marco de libertad de movimiento de capitales y sin armonización fiscal, o admite que haya regímenes fiscales dispares en su seno propiciando una devaluación fiscal permanente. Así mismo cuenta con sus propias estructuras offshore y un entramado regulatorio cuyos desniveles, permisividades, y estímulos en la sombra potencian la evasión y elusión que de facto beneficia sólo a los grandes capitales, rentistas y familias más ricas, en perjuicio de las mayorías populares.
En 2015, Antonio Fuertes Esteban, de ATTAC, señalaba que “La Unión Europea se ha construido como espacio financiero sin fronteras y sin autoridad reguladora como tal, por lo tanto, descontrolado”, sorprendiéndose de que el BCE no tenga ni competencias para actuar en la materia. Así, la UE “permite a 3 paraísos fiscales en su seno y no regula su relación con los otros 7 territorios paraísos fiscales del espacio económico europeo, manteniendo con ellos acuerdos económicos y comerciales preferenciales mientras que estos compiten deslealmente con los demás países de la UE”.
Según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, más del 30% de la inversión mundial en 2015 se realizó a través de paraísos fiscales o centros de inversión extraterritoriales. Stiglitz afirmó el pasado día 16 de noviembre del 2016 en el Parlamento Europeo que presenciamos un régimen fiscal global injusto y detrás de los paraísos fiscales se abre un sector que se basa en el secretismo para crear una “economía global en la sombra”.
Los paraísos fiscales son uno de los principales responsables de la extrema desigualdad en la concentración de la riqueza, ya que permiten que las grandes multinacionales y las grandes fortunas no paguen la parte justa de los impuestos que les corresponden. De hecho, todos los estudios muestran que nunca ha habido tanto dinero en paraísos fiscales como ahora. Según el economista Gabriel Zucman hay cerca de 7,6 trillones de dólares procedentes de fortunas personales ocultos en lugares como Suiza, Luxemburgo y Singapur. Esto genera que las estadísticas sobre desigualdad subestimen de manera considerable el verdadero grado de concentración de la riqueza, ya que no incluyen el dinero oculto en estas jurisdicciones opacas o paraísos fiscales.
La reciente filtración de los Papeles del Paraíso ha revelado la trama generalizada de las multinacionales para evitar el pago de impuestos maximizando sus beneficios a costa de nuestros derechos. Un número creciente de multinacionales registran sus algoritmos, patentes, marcas y logos en paraísos fiscales para ‘exportar’ los beneficios de países donde realmente se han generado. En el mundo, más de 600.000 millones (la mitad del PIB español) son redistribuidos artificialmente cada año por las multinacionales a paraísos fiscales. Todas las empresas del Ibex 35 salvo una, Aena, “tienen en estos momentos presencia en territorios considerados como paraísos fiscales sin estar en principio directamente vinculada a la práctica principal de su negocio”, señala Intermón Oxfam
En un país como España, según Zucman, las pérdidas anuales de ingresos se aproximan a los 7.000 millones de euros, a los que deben añadirse los 4.100 millones eludidos por las multinacionales que operan en el país. En total, 11.000 millones de euros cada año, el doble de lo destinado por el Estado para infraestructuras en 2017. Un sistema de evasión que no sería posible sin Luxemburgo, Holanda, Malta o Irlanda, todos ellos paraísos fiscales en el propio seno de la UE.
Tenemos que trabajar por una regulación que no pretenda ser un lavado de cara sino una herramienta útil para combatir a los paraísos fiscales, que conduzca a una armonización fiscal al alza, con impuestos progresivos y redistributivos, que revele quienes son los propietarios y beneficiarios reales de estas tramas, que atribuya las responsabilidades a los facilitadores y promotores de estos entramados con fuertes sanciones disuasorias acabando de una vez por todas con el terrorismo fiscal.

Miguel Urbán

lunes, 4 de diciembre de 2017

CAMBIO CLIMÁTICO. EL CUENTO DE PEDRO Y EL LOBO

Las consecuencias del cambio climático son cada día más evidentes
Tanto ecologistas como científicos llevan años avisando del cambio climático y de las consecuencias que traería. A corto plazo, sequías, pérdida y acidificación de suelo cultivable, desertificación progresiva, riesgos alimentarios; en un segundo plano, un incremento de catástrofes climáticas, y a medio plazo, anegación de terrenos costeros por todo el planeta por la subida del nivel del mar. No es éste el lugar de entrar en más detalles, pero sí de recordar cuál ha sido la solución del capitalismo a esta problemática: lo que Daniel Tanuro ha descrito como capitalismo verde, y que no es otra cosa que soluciones tecnológicas que rozan lo que podríamos llamar tecno-magia de la civilización industrial, y más mercado. El éxito de estas soluciones se mide bien por sus resultados: después de treinta años de trabajo del Panel de Cambio Climático de la ONU (IPCC en sus siglas inglesas), el único avance en reducción de emisiones vino dado por... la crisis, con su reducción de la producción en los países industrializados. Los acuerdos en sí no han producido ningún control de gases de efecto invernadero, pero, como corresponde a un mercado – el de emisiones, creado con el Protocolo de Kyoto – lo que sí han generado es un rentable movimiento de capitales internacionales. Y cuando decimos rentable, queremos decir rentable para los grandes inversores.
Mientras los inversores hacían negocios verdes, el cambio climático seguía su curso. En 2017, diez tormentas tropicales se convierten en ciclones y están a punto de alcanzar una región tan tropical como... Irlanda. En toda Europa, pero especialmente en el sur, las temperaturas alcanzan niveles asombrosos, lo cual no tiene porqué ser una consecuencia directa del cambio climático – que es un proceso de fondo y no explica directamente los fenómenos atmosféricos puntuales – pero sí lo es cuando se enmarca en una constante de crecimiento de temperaturas medias en todo el planeta y de alargamiento de las estaciones. Y empiezan a mostrarse los problemas: en junio una ola de calor pone en aprietos los servicios públicos hasta el punto de que varios niños tienen que recibir atención médica y un colegio es desalojado en Valdemoro – apúntense este dato, Valdemoro, no Arturo Soria o el Ensanche barcelonés – y en muchas regiones del estado empiezan las restricciones de riego. Y en octubre, la Oficina de las Naciones Unidas para Reducción de Riesgo de Desastres advierte de que las catástrofes repentinas pueden provocar que 14 millones de personas pierdan su hogar cada año, como denunciaba Saskia Sassen en redes sociales.
En este panorama, por supuesto, se queda corto; oculta el segundo gran frente al que nos enfrentamos, la escasez energética que nos viene, y otras grandes brechas de fondo, entre ellas la masiva pérdida de biodiversidad, el agotamiento de recursos más allá de los combustibles fósiles, etc. Un mapa de los horrores que siempre llega a la misma pregunta: ¿cómo es posible que no estén realizándose ya transformaciones que eviten el colapso? La pregunta tiene, creo, una buena respuesta en la investigación psicológica y psicosocial, que nos muestra un buen puñado de problemas relacionados con la capacidad de comprender – en sentido profundo – grandes cifras y datos estadísticos, anticipar datos futuros y adaptarnos a una idea del mundo diferente a la que experimentamos en nuestra vida cotidiana: justo lo que tenemos que hacer ante la crisis ecológica. Y aunque no lo crean, Marx nos da una pista que, si no es similar, si va en la misma línea, y es que al describir las luchas de las trabajadoras, el viejo alemán – nuestro abuelo favorito, en palabras de un profesor de filosofia que ahora no viene a cuento – se viene claramente arriba en el entusiasmo del relato, detallando como la masa que lucha unida sale transformada de su lucha y ya nunca vuelve a ser sumisa. Se ha empoderado, que diríamos hoy – para cabreo del viejo, que, especulamos, no debía gustar de neologismos. Leído a la inversa: las masas toman conciencia y se emancipan a través de las luchas colectivas. Thompson, sin embargo, alcanza el reinado en el marxismo occidental a base de matizar a Marx, no contradiciendo este punto, sino ampliándolo: no se trata sólo de las luchas obreras en relación con el trabajo, también de cualquier otra vivencia compartida; la exigencia de bienes básicos, la permanencia de las viejas costumbres compartidas. La cosa va más o menos así: las clases populares se emancipan, en la experiencia común por los intereses colectivos. Un resumen bastante burdo, pero valga por ahora.
Si tratamos de hacer que esto aterrice sobre el panorama socioecológico, parece bastante evidente que la cuestión que planteábamos anteriormente se resuelve de forma dramática pero, al mismo tiempo, muy comprensible. No hemos hecho nada por la crisis climática y, en general, por la ecología, porque en realidad nunca hemos acabado de entender la cantidad de datos que científicos y ecologistas nos arrojaban desde sus respetables posiciones, y porque no ha habido lucha, ni podía haberla, con un conflicto que no acababa de mostrarse. La crisis ecológica, que exige transformaciones revolucionarias, ha sido siempre el cuento del lobo, la alerta que nadie encuentra, el mundo de las cosas que están por llegar. Pero las sociedades humanas no entendemos el cuento del lobo. No proyectamos a futuro y sobre todo no hacemos lucha por conflictos que no se muestran. Por eso nuestro abuelo favorito nunca les habría contado el maldito cuento a sus nietas.
Hay mucha especulación sobre los motivos por los que Marx mostró mucho interés por los temas de ciencia y naturaleza – su tesis versaba sobre la filosofía de la naturaleza en Demócrito y Epicuro – pero nunca desarrolló de forma completa la teoría de la quiebra metabólica. Desde aquí, lanzamos una propuesta muy evidente: no la desarrolló porque no tenía sentido hacerlo. En un momento en el que el ser humano ni siquiera había cartografiado todo el globo ¿quién en su sano juicio podría pensar que iba a desbordarse la capacidad de la tierra para producir recursos naturales y asumir residuos, bloqueando así el encaje sociedad/naturaleza? Ciento cincuenta años después, esto es lo que ha sucedido. Así que, volviendo al tema de nuestro interés – los cuentos que el viejo le contaría a su legión de nietas – parece que hoy día sí les hubiera hablado de la quiebra metabólica y del desajuste entre las relaciones de la sociedad humana y naturaleza. Cierto que seguramente no le habrían escuchado – los retoños no suelen entusiasmarse con la lindezas de la teoría social, desagradecidos.
Desastrado como anda este asunto del metabolismo humano – ríanse ustedes de la flora intestinal de José Coronado -, los elementos centrales de la sociedad siguen a lo suyo. Por ejemplo, a mediados de octubre, la televisión pública nos contaba que los 10° sobre la temperatura media de octubre nos dan un panorama turístico espectacular. Ocupación hotelera, dinero fresco. Y la patronal de la construcción decía este mismo año que el problema de la crisis inmobiliaria se solucionaba echando las casas abajo para volver a construirlas. Pero, frente a esto, la crisis ecosocial ha empezado a ser un conflicto que está ya a nuestra puerta. Nada de teorías apocalípticas, nada de lamentos, es momento de sacar las pinturas de guerra. Porque resulta que los tiempos geológicos hacen que esta lucha - ¿y cuál no? – tenga sus peculiaridades, la mayor de las cuales es que responde a tiempos biológicos. Igual están dudando que esto venga a cuento, pero sean pacientes. Los años que hemos pasado sin asumir la crisis ecológica no han dejado de pasar sólo porque no le hacíamos caso; la saturación de la naturaleza y su incapacidad para absorber el impacto de la civilización humana se han ido cociendo a fuego lento, y no tan lento en las últimas décadas. Por así decirlo, el tiempo biológico tiene un avance traicionero que sólo enseña los dientes cuando ya te los ha clavado hasta las encías. Así que ahora se abre el tiempo del conflicto, pero se abre por una herida que ya sangra abundantemente.

Urge sacar las pinturas de guerra, urge entrar en espacios colectivos y transformadores, urge agarrar la crisis y darle la vuelta a las dinámicas de nuestras sociedades, urge, en resumen, armar una movilización de masas con dimensiones revolucionarias. El cuento de nuestro abuelo favorito seguiría teniendo los mismos protagonistas, las clases populares, porque hay cosas que no cambian en la historia de la literatura, y hoy como ayer siguen siendo el único sujeto que puede construir una revolución sobre los intereses comunes. Las élites aún tienen la opción de avanzar en su huida hacia delante, pero no nosotr@s: a nuestr@s hij@s l@s sacan desmayad@s del cole o l@s refrescan a manguerazos en cada ola de calor. El cuento seguiría tratando de cómo esas clases – los muchos, la plebe, la muchedumbre – se articulan en torno al horizonte de una vida buena para tod@s. Tendría giros argumentales, porque las revoluciones jamás son un cuento escrito desde el inicio, ni una historia lineal. Y sería una narración política, como siempre que están en juego las vidas de much@s. Un género literario que ha sido transitado demasiado esporádicamente, ecosocialismo radical.

sábado, 2 de diciembre de 2017

¿QUIÉN FUE SALVADOR MORENO, EL MILITAR GOLPISTA Y MINISTRO FRANQUISTA QUE RAJOY NO CONOCE?

Salvador Moreno, militar golpista y exministro franquista
El ministro franquista que daba nombre a la calle en la que Rajoy vivió de niño dirigió bombardeos sobre zonas civiles y resultó clave para que las tropas africanistas pasaran a la península en los primeros meses de la guerra civil
Durante su visita a un grupo de militares de la Armada española, con los que mantuvo un encuentro en Abiyán (Costa de Marfil), el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se preguntó por qué le quitaron el nombre de una calle al Almirante Salvador Moreno. La respuesta la da Alberto Sabio, historiador de la Universidad de Zaragoza, al explicar quién era Salvador Moreno: “Fue un golpista, estuvo en la conspiración previa a la sublevación militar contra la Segunda República”. Este militar, que llegó a ser ministro de Marina en la dictadura, desempeñó, desde el crucero Almirante Cervera primero y desde el acorazado Canarias después, un papel clave para la victoria franquista en la guerra civil, que incluyó el bombardeo de numerosas ciudades costeras.
Pese a ello, e ignorando la Ley de Memoria Histórica, Rajoy sigue llamando Salvador Moreno a la calle Rosalía de Castro de Pontevedra, en la que vivió de niño, aunque la ubica en Marín, donde la placa con el nombre del militar también fue sustituida por otra dedicada a la escritora. “Ahora no sé por qué le han quitado el nombre a la calle, yo le sigo llamando así”, les dijo Rajoy a los marineros españoles.
Salvador Moreno, ministro de Marina con Franco entre 1939 y 1946 y de 1951 a 1957, que llegó a ser nombrado almirante, dejó de tener calle en ambas ciudades gallegas en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, ya que había sido uno de los promotores del golpe de 1936, mientras que en Pontevedra la placa había sido sustituida diez años antes, en 2002, por decisión de un pleno donde BNG y PSdG sumaban una clara mayoría.
El bombardeo de ‘la desbandá’
Además, había dirigido desde esos barcos cruentos ataques como el bombardeo de la carretera de Málaga a Almería cuando, en febrero de 1937, más de 100.000 civiles huían en lo que se conoció como la desbandá.
Los bombardeos de la artillería terrestre del general Gonzalo Queipo de Llano, que había sitiado Málaga, y los cañones del acorazado Canarias, que apoyaba esa operación desde el mar, provocaron entre 3.000 y 5.000 muertes, en uno de los episodios más sangrientos de la guerra civil.
Moreno, destinado en Ferrol al comienzo de la guerra, se hizo con el control del Almirante Cervera, con el que participó en el bombardeo de Gijón, pese a las reticencias iniciales de la tripulación, leal a la república. Poco después pasó a dirigir el Canarias, considerado el buque insignia de la marina española desde su incorporación en septiembre de 1936 hasta su retirada en diciembre de 1975, con el que participó en varias operaciones en el estrecho, donde, tras hundir el destructor republicano Almirante Ferrándiz, resultó clave para que las tropas africanistas sublevadas saltaran a la península para apoyar al bando franquista.
De capitán a almirante en apenas un año
El Canarias, gemelo del Baleares que dirigía Carrero Blanco y que destacaba por su velocidad y por la potencia de su artillería, intervino al mando de Moreno en la batalla de Machichaco, contra la Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi, y hundió en diciembre de 1936 el vapor soviético Komsomol, antes de intervenir, tras el relevo de Moreno, en los bombardeos de Alicante y del puerto de Barcelona.
Con ese historial, su ascenso en el aparato franquista resultó meteórico. A mediados de 1937 se convertía, como vicealmirante, en lugarteniente de la armada sublevada meses antes de ascender a almirante (un año antes, con 50, era capitán de fragata) y ser promocionado en 1939 al Ministerio de la Marina, desde el que se opuso a la participación de España en la Segunda Guerra Mundial.
Regresó en 1951 al ministerio, donde resistió dos crisis de Gobierno antes de ser relevado a finales de 1957 por Felipe José Abárzuza. Salvador Moreno murió en Madrid en 1966.

Fue uno de los treinta y cinco altos cargos del franquismo imputado por la Audiencia Nacional en el sumario instruido por Baltasar Garzón, por los delitos de detención ilegal y crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra civil española y en los primeros años del régimen, y que no fue procesado al comprobarse su fallecimiento. Posteriormente, el Tribunal Supremo estimó que la calificación de «crímenes contra la humanidad» por parte de Garzón fue errónea, ya que este concepto fue definido con posterioridad a los hechos imputados (principio de legalidad). 

¡¡¡HOLA PUTERO!!!

Fotograma del documental ¡Hola Putero! Las malvadas feministas han vuelto a liarla. Un grupo de esas brujas, autodenominadas Towanda...