jueves, 31 de mayo de 2012

El dimitido MAFO, exponente más acusado del neoliberalismo del PSOE


La catástrofe” de “Bankia”, es decir la mayor aportación de fondos públicos a una entidad bancaria, que empezó informando de unos supuestos beneficios de 305 millones de euros y terminó reconociendo pérdidas de 2.979 millones,  está empezando a provocar efectos fulminantes.
30_mafo_mendaMiguel Angel Fernández Ordoñez, Gobernador del Banco de España
El primero,la “espantá”, el pasado día 7 de mayo,  de su flamante presidente, Rodrigo Rato, al que la derecha quiso presentar ante la opinión pública como el gran hacedor de un grupo de cajas potente y modélico para su “clonación” en un banco privado y que ha resultado un verdadero “bluff” por partida doble. “Bluff” su presidente, Rodrigo Rato, y “bluff” el engendro financiero pomposamente bautizado con el nombre corporativo de “Bankia”. El segundo, la dimisión, un mes de antes de su cese estatutario, del gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, conocido por su acrónicmo, M.A.F.O., tras saberse que el Gobierno de Rajoy rechazase su petición de comparecer ante el Congreso de los Diputados para informar acerca de la debacle de “Bankia”. Su mandato concluía el 12 de julio; ayer, 29 de mayo, anunció que adelantaría su salida del “Banco de bancos” al 10 de junio.
Desde la transición a la democracia, únicamente se había producido la dimisión de un gobernador del Banco de España: Mariano Rubio que vio obligado a abandonar su cargo en 1992 tras el estallido del “caso Ibercorp”, un entramado de sociedades de Bolsa a las que el Banco de España había concedido un crédito de 5.400 millones de pesetas y en las que el propio gobernador tenía una “cuenta opaca” de 130 millones.”Ibercorp”, presidida por el ex síndico de la Bolsa, Manuel de la Concha, había utilizado utilizó información privilegiada para la obtención de cuantiosas y rápidas plusvalías, y pasó a ser considerado como un paradigma de la denominada “cultura del pelotazo”, estudiada como tal en algunas escuelas de negocios.
En este caso, la dimisión del gobernador Fernández Ordoñez responde a otras causas bien distintas. Todo parece indicar que su marcha anticipada obedece a las presiones del Gobierno de Rajoy para taparle la boca respecto al fiasco de “Bankia”. Mientras IU exigía la creación de una Comisión de investigación y la comparecencia a puerta abierta de los responsables del embrollo, incluido el propio gobernador del antiguo Banco de San Carlos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defendió durante el último Consejo de Ministros que el ámbito adecuado para tratar el asunto era únicamente la subcomisión de seguimiento del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB). En un claro intento de ocultar responsabilidades, la vicepresidenta trata de rebajar el marco de la investigación y de las comparecencias a una subcomisión, cuyas reuniones tendrían lugar en el Congreso de los Diputados a puerta cerrada.
Frente a este planteamiento gubernamental, el coordinador federal de IU, Cayo Lara está manteniendo la postura diametralmente opuesta. Según dijo en estos días, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, debía comparecer en el Congreso cuanto antes, algo que IU había reclamado hace ya más de 10 días, mucho más tras la carta enviada por éste al Parlamento mostrando su disposición a acudir.“Sería – dijo- una oportunidad magnífica para que explicase por qué no ha cumplido con sus tareas como supervisor” de las entidades financieras, por qué los problemas de la Banca “siguen lastrando la economía” y por qué no actuó “cuando percibió graves acontecimientos”.
30_mafo_metroSede del Banco de España en Madrid. ©Germán Gallego
Miguel Angel Fernández Ordoñez (Madrid, 1945), había sido nombrado gobernador del Banco de España en 2006 por el Gobierno de Rodríguez Zapatero y con la oposición del PP, que consideró que su designación tenía un “alto perfil político”, aunque, en realidad, sus tesis no diferían demasiado de las del partido ahora en La Moncloa. Licenciado en Derecho y Ciencias Económicas, Fernández Ordoñez pertenece a los  cuerpos de elite de la Administración pública española, como Técnico Comercial y Economista del Estado, fue Secretario de Estado de Economía y de Comercio durante los Gobiernos de Felipe González, presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Comisión del Sistema Eléctrico Nacional y, ya con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, Secretario de Estado de Hacienda.
Fernández Ordoñez representa el ala del PSOE más claramente identificada con posiciones netamente neoliberales. Su desencuentro con el Gobierno de Rajoy no puede hacer olvidar que, utilizó su cargo del gobernador del Banco de España más para alinearse con las organizaciones empresariales y el pensamiento conservador más rancio y presionar a favor de las llamadas “reformas laborales” que para realizar una supervisión en profundidad del sistema financiero que hubiera evitado el colapso de algunas cajas de ahorro y otras entidades bancarias, cuya solvencia está hoy seriamente cuestionada.
De principio a fin de mandato, Fernández Ordoñez dio a conocer sus posiciones a favor del abaratamiento del despido para, en la línea de los teóricos del neoliberalismo, “incentivar la contratación”, puso en duda la solvencia del sistema de pensiones, y fue uno de los más firmes impulsores de la reforma laboral en la línea que tanto el PSOE como el PP han aplicado, incluyendo en tal reforma el retraso de la edad de jubilación a los 67 años.
Firme partidario también de las fusiones y concentraciones en el sector financiero y del proyecto de clonación de las Cajas de Ahorro en bancos privados iniciado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, no se le conocen, sin embargo, opiniones públicas respecto a la fragilidad del sistema financiero español y, de modo muy especial, de las cajas de ahorro, cuya situación real tenía que conocer a fondo desde el organismo supervisor que presidía.
Su responsabilidad en la crisis financiera y en la catástrofe de “Bankia” saldrá a la luz, quizás en la “Comisión de la Verdad” que IU está planteando en el Congreso de los Diputados. Mientras tanto, el juzgado de instrucción número 21 de Madrid ha incoado diligencias previas contra él así como contra los ex presidentes de “Bankia”, Rodrigo Rato y su antecesor Miguel Angel Blesa, por denuncias del llamado “Sindicato Manos Limpias”, una organización de carácter ultraderechista que, concretamente, acusa a Fernández Ordoñez, entre otras cosas, de no supervisar correctamente varias cajas de ahorro, entre ellas a Caja Castilla La Mancha (CCM) y a Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).
CRÓNICA POPULAR

EL REY DE LA JUNGLA...


“¿Por qué los banqueros españoles, reguladores y funcionarios del Gobierno encuentran tan difícil aceptar  (y contar) la verdad?”, se preguntaba el pasado 15 de mayo el diario británico Financial Times, subrayando que, “a pesar de que los inversores han sido testigos del estallido de la burbuja inmobiliaria, del deterioro de los préstamos y de las dificultades de la banca, ministros y reguladores seguían manteniendo la idea de que las reformas eran la solución y que no sería necesario inyectar más dinero público en el sistema financiero”. “Una visión benévola de tal cosa es que los responsables no fueron capaces de comprender la realidad, pero los inversores, como el propio FMI, interpretan más bien que nos encontramos ante una tergiversación de los hechos”, remacha el vocero de los intereses de la City.
30_bankiavEl sainete comienza con una reunión de la troika bancaria española (Botín, González, Fainé).©Bárbara Boyero
Este interrogante que se plantea un medio tan poco sospechoso de izquierdismo y que sigue sin repuesta es el que, aumentado, flota en torno a todo el affaire Bankia. ¿Cómo es posible que un estado de cosas como el que vivía Bankia pudiera ser silenciado y tergiversado durante tiempo? No ya tan solo por el Banco de España o el Gobierno, sino por los partidos políticos, la “mediocracia”, la judicatura o la propia competencia; por buena parte, en fin, del entramado institucional que conforma nuestro sistema democrático.
Desde hacía mucho tiempo, meses, las redacciones económicas de los grandes medios sabían con toda seguridad que Bankia estaba muy tocada y nadie publicó no un titular, sino una sola línea explicándolo. Un férreo pacto de silencio mediático ocultó celosamente cualquier alusión al caso, mientras seguían corriendo ríos de tinta, por ejemplo, sobre el déficit fiscal. La respuesta quizá se halla en la manifiesta supeditación de la “mediocracia” a las finanzas o gtal vez, más pragmáticamente, en la convergencia de intereses (préstamos, publicidad…) de algunos medios con Bankia. En cualquier caso, el silencio cómplice de la “mediocracia” en el caso Bankia pone de manifiesto que algo, de mucho calado, está fallando en este flanco de nuestra democracia.
Ni un solo comunicado de los partidos políticos
Resulta también evidente que los partidos políticos estaban desde hacía mucho tiempo más que al cabo de la calle del “agujero negro” en Bankia y ni un simple comunicado hizo alusión al tema. El PP, claro está, por no sacar a la luz sus propios trapos sucios, el PSOE por no meterse en camisa de once varas o, quizás, entendiendo que Bankia era terreno acotado de los populares, y los partidos minoritarios por complicidad, ignorancia o ambas cosas a la vez.
El muro de complicidades, silencios interesados, evasivas, mentiras, ocultación y tergiversaciones levantado durante mucho tiempo en torno a Bankia pone de manifiesto que algo chirría al fondo del sistema
El Banco de España que, en la persona de su Presidente, no ha perdido ocasión de reclamar de manera reiterada reformas laborales, también se supone que debería saber algo de Bankia. Pero, compartiendo complicidades, tampoco ha dudado en practicar la más explícita “omertá”, cuando su función no era ya solo alertar sobre lo que pudiera estar ocurriendo en la entidad, sino intervenir en ello.
¿Y los jueces y fiscales no están llamados a actuar de oficio ante un acontecimiento de la magnitud del de Bankia? O es que, como han hecho otros poderes, para ellos no era cuestión de meterse en el avispero, sobre todo si este tiene que ver con algo tan intocable como la banca.
Y así sucesivamente, incluidos algunos sindicalistas que, por activa o por pasiva, no es difícil que tuvieran noticia de lo que se estaba cociendo en Bankia. , desde luego, el principal abanderado en esta procesión: el Gobierno. Primero, por orden de aparición, el de Zapatero y luego el de Rajoy. Porque es el Gobierno quien más conocimiento tiene o debería tener del tema y porque es el primer llamado a poner orden en el asunto.
Una opinión pública absolutamente desinformada
Así las cosas, de la noche a la mañana, explota Bankia ante una opinión pública absolutamente desinformada. El sainete comienza con una reunión de la troika bancaria española (Botín, González, Fainé) que, aun hoy en día no se sabe quién la convoca y para qué, sigue con la dimisión de Rato y el nombramiento de Goirigolzarri al frente de la Entidad y concluye, por ahora, con la traca de la intervención, con nueva reforma financiera incluida.
30_bankiah¿Cómo es posible que un estado de cosas como el que vivía Bankia pudiera ser silenciado y tergiversado durante tiempo? ©Javier del Valle
Y antes de que cante el gallo comienza el peloteo de las culpas. Josep Durán, especialista en estas lides, dispara contra el Presidente del Banco de España, como responsable del desaguisado. Y haciéndose eco, una tras otra diferentes voces del PP, como la ya conocida de Pujalte, insisten en hacer responsable del asunto al amortizado Presidente del Banco de España que, claro, había sido nombrado por los socialistas.
Y de la estampida de Rato, nada. “Se trata de una cuestión personal”, según la versión del PP, cuya Presidenta, al ser preguntada por el tema respondió, con su ya tópica rotundidad, que era cosa de una empresa privada y como tal, el Gobierno no se inmiscuía en ello. Al de horas, el Gobierno decidía intervenir Bankia.
Algo chirría al fondo del sistema
En fin, el muro de complicidades, silencios interesados, evasivas, mentiras, ocultación y tergiversaciones levantado durante mucho tiempo en torno a Bankia pone de manifiesto que, más allá del juego político, del reparto de roles institucionales y otras cuestiones formales, algo chirría al fondo del sistema. Si las instituciones que conforman el sistema fallan, por acción u omisión, es que el sistema no funciona.
Y, en tal sentido, ¿Cómo no entender la creciente crítica antisistema que formulan desde el 15 M hasta economistas, sociólogos, defensores de los derechos humanos, académicos de prestigio, premios Nobel y hasta algunos presidentes de Gobierno? ¿Cómo no compartir las voces que exigen, de forma creciente, una regeneración de las reglas de juego, escritas y no escritas, para responder a  preguntas como las que se hace el Financial Times sobre la imposibilidad reinante de aceptar y responderse a la verdad?
“Si se llega a la conclusión de que el sistema es malo y hay que cambiarlo, no se ve el motivo por el cual ser antisistema tenga que ser malo. El primer principio de la lógica elemental dice que ahí hay una incoherencia, una contradicción. Si el sistema es malo, y hasta rematadamente malo, lo lógico sería concluir que hay que ser antisistema o estar contra el sistema”, sostiene el filósofo Francisco Fernández Buey. “El propio sistema tendría que segregar sus modificaciones para salvarse él si fuera realmente un sistema y no sólo una jungla”, decía hace ya años a este propósito el escritor Eduardo Haro Tecglen.
CRÓNICA POPULAR

miércoles, 30 de mayo de 2012

PAGE Y EL CORPUS CHRISTI.


Estamos en el centro de la noticia. No lo podemos evitar, y no es solo por una cuestión geográfica, que también; es porque nos gusta estar en la pomada.
Para un político con aspiraciones es imprescindible notar el calorcito de los focos en la cara y que los flases le irriten la retina. Sin el tumulto de los plumillas corriendo tras ellos no pueden vivir y en cuanto notan su falta entran en estado de melancolía.
Procesión del Corpus Christi en Toledo
Por eso, cuando los echan en falta, llaman su atención con alguna boutade. Como si no se explica que los alcaldes de Toledo y Cuenca se descuelguen con que ellos no cobraran el IBI a la iglesia. Emiliano García Page, fiel discípulo de Bono y hombre fuerte de Rubalcaba en Castilla La Mancha, se jacta de que él está para representar a sus ciudadanos pero olvida que concurrió a las elecciones municipales con el cartel del PSOE y que de no haber sido así, no sería hoy alcalde.
Page participó en el XXXVIII Congreso federal y el papel de la delegación castellanomanchega fue determinante en el ajustado resultado final. Sin él no habría ganado Rubalcaba y sin la victoria del cántabro, Page no estaría en la ejecutiva federal y no sería Secretario General del PSCM-PSOE. Son, por tanto, compañeros de este viaje errático por el que transita el socialismo español.
Pero Page tiene poca memoria y ninguna coherencia. Olvida que el XXXVIII Congreso avanzó en la apuesta por la laicidad y desvincularse de los acuerdos con la iglesia. Un dirigente no puede ser ajeno a las estrategias de su partido y menos aún si es el máximo dirigente en la región. Puede que a él no le parezca fundamental discrepar en el tema del IBI pero es un detalle que califica su coherencia y pone en duda su respeto a otras decisiones de la dirección federal.
Comprendo que la propuesta le pueda parecer inoportuna por la cercanía del Corpus y su afición a procesionar al lado del obispo, pero por encima de las aficiones personales está el interés general y me atrevo a asegurar que a los toledanos les conviene que la iglesia pague el IBI. Si lo hace evitará subir algunas tasas y podrá mejorar la prestación de servicios municipales… todo lo contrario a lo que el argumenta.
No es extraño que el PSOE no consiga remontar el vuelo si tenemos en cuenta que la dirección actual persiste en su estrategia de “oposición útil”. ¿Útil a quién? Porque los españoles quieren soluciones y será difícil encontrar soluciones en las políticas del PP y más difícil aún que este partido renuncie a las recetas liberales y a los recortes. O se está ciego, o no se quiere ver, pero el PP español representa el ala más dura del liberalismo.
¿Entonces, quien va a renunciar? ¿Renunciará el PSOE a lo aprobado en su último Congreso? ¿Hemos olvidado ya nuestra apuesta por la sostenibilidad para salir de la crisis? ¿Qué líneas rojas plantearemos en el terreno del Estado del Bienestar? ¿Damos por perdidas la educación y la sanidad públicas o nos comprometemos públicamente a recuperarlas a su estado anterior a los recortes y privatizaciones?
No tenemos el mismo modelo de Europa y es imposible consensuar unos presupuestos estatales y autonómicos como los impuestos por el PP. Nuestra apuesta por la fiscalidad progresiva debe ser irrenunciable, como debería serlo también la lucha contra el fraude y mejorar la financiación de las administraciones locales.
Tenemos poco en común con el PP salvo la nacionalidad española. Nuestra concepción de España es antagónica de la suya. ¿Qué hacemos entonces mendigando un acuerdo a Cospedal y Rajoy? ¿Quién está en el partido equivocado, nosotros o ellos?

PREMIOS SOMBRA 2012 A LA PUBLICIDAD MÁS ENGAÑOSA


Ganadores de los premios sombra 2012 a la peor publicidad
Bankia es ganadora del premio Cenutrio por su anuncio: hazte banquero
Por quinto año consecutivo y coincidiendo con la celebración de los Premios Sol de publicidad, Ecologistas en Acción otorga los Premios Sombra a los anuncios que han destacado en este último año por transmitir valores machistas, discriminatorios, irresponsables, insolidarios o consumistas.
Los ganadores de los Premios Sombra 2012 son los siguientes:
Premio TORTILLA DE SILICONA, a los peores valores alimentarios por promover acciones para una alimentación más insalubre y perjudicial, es para el programa de Antena 3 TV “El Estirón” que, con el objetivo de combatir la obesidad infantil, aconseja el consumo de pescado a través de productos de procesado industrial tales como salchichas, hamburguesas y albóndigas, de la nueva gama infantil Naturfresh, de la marca de conservas de pescado Isabel, de dudosa calidad alimenticia, corresponsable de la expoliación de los caladeros pesqueros y del empobrecimiento de las poblaciones pesqueras de los países del Sur.
Premio ME LO LLEVO, a la transmisión y fomento de los valores más consumistas, es para El Corte Inglés, por su insistente papel en animarnos a consumir en cualquier época del año y, en concreto, por la campaña dedicada a la venta de productos electrónicos, que fomenta un consumo acrítico, estableciendo el precio y las facilidades de pago como un motivo suficiente para comprar, ignorando la propia necesidad de adquirir el producto.
Repsol es ganadora del premio Lavadora Verde por su engañosa campaña: Construir un mundo mejor.
Premio LAVADORA VERDE al mayor lavado de cara ecológico, se otorga a aquellos anuncios que enmascaran la repercusión social e impactos ambientales de los anunciantes bajo una imagen publicitaria de empresa responsable. Este año es para Repsol por “Construir un mundo mejor es un premio para todos”. En esta campaña la empresa quiere enfatizar en su compromiso por construir un mundo mejor, obviando todos los problemas ambientales que está produciendo en varias partes del planeta.
Premio LAVADO SOLIDARIO al lavado de cara más oportunista de aquellos anuncios que transmiten valores pretendidamente sociales, solidarios e incluso revolucionarios, cuando precisamente la actividad empresarial de sus anunciantes se caracteriza, podríamos decir, por todo lo contrario. El ganador de este galardón es la campaña publicitaria de Banco Santander “El valor de las ideas”, ya que sólo dedica un mínimo porcentaje del capital que maneja lo dedique a estos fines.
Premio FLORERO se otorga cada año a los anuncios que siguen utilizando a las mujeres (y cada vez más también a los hombres) como reclamos sexuales con la única finalidad de hacer más deseable el producto publicitado. Este año se concede este galardón a Axe y su anuncio “El fin del mundo”. Axe es una marca globalizada que desde hace más de una década viene insistiendo con este reclamo machista y sexista para vender sus desodorantes masculinos, dirigidos principalmente a jóvenes y adolescentes.
Premio CHIMENEA, a la visión más destructiva del medioambiente, tiene por objeto señalar la publicidad que más promueve valores antiecológicos, a pesar del avance de la “moda verde” en los contenidos publicitarios. Este año el premio chimenea se otorga a Linea directa por su spot “Seguro de motos scooter” por su difusión de una imagen despectiva de las alternativas al transporte privado y afianzando valores individualistas y antisociales.
Premio CENUTRIO, destaca a campañas publicitarias que fomentan valores contrarios a lo colectivo, lo ético, lo sostenible o lo solidario. El anuncio BANKIA, con el lema “hazte bankero”, ha resultado premiado por promocionar los valores individualistas y materialistas. De él también se destaca su carácter profético, tras la nacionalización de parte de la entidad, ahora todos somos “bankeros”, aunque sólo para asumir las pérdidas.
Premio OMBLIGO DEL MUNDO, a los valores etnocentristas o xenófobos, para la Vitaldent por su campaña “Haz las paces con el dentista”, que muestra un rechazo frente a los dentistas latinoamericanos diciendo claramente que es mejor fiarse de los españoles. Un anuncio que sale, precisamente, en un momento en el que la población migrante está siendo objeto de críticas racistas con motivo de la crisis económica.
Premio especial “LA CRISIS ES RENTABLE” para la Conferencia Episcopal Española, por su campaña “Te prometo una vida apasionante” para “suscitar vocaciones sacerdotales”. El anuncio, que respondería a las promesas que “te han hecho y no se han cumplido” aprovecha el escenario de crisis económica y escepticismo en los dirigentes políticos y empresariales para identificar el sacerdocio con una “vida apasionante”.
Premio especial A TODA UNA TRAYECTORIA es para Telefónica, en reconocimiento de la labor publicitaria de esta empresa a lo largo de los años para extender un modelo de consumo acrítico e irresponsable, publicitando y comercializando productos a través de crear una imagen que dista mucho de la actividad que tiene esta empresa en distintas partes del planeta.
Premio a AL PEOR ANUNCIO LOCAL de la Comunidad de Madrid, ha sido otorgado al conjunto de las campañas publicitarias llevadas a cabo por la propia Comunidad de Madrid, debido, por un lado, al gran gasto destinado por esta administración para tal fin, que contrasta con los importantes recortes que se están produciendo en políticas sociales y, por otro, a que este dinero público se gasta con fines puramente electoralistas y sirven para mostrar una imagen muy distorsionada de las políticas que lleva a cabo el gobierno regional.
Ecologistas en Acción

martes, 29 de mayo de 2012

LA REFORMA LABORAL Y LA LUCHA DE CLASES


El ajuste interno

En el terreno económico hay un intento manifiesto de reducir drásticamente los salarios directos y otros elementos que forman parte de los costes laborales para que,  por medio de un ajuste interno,  se logre una mejora de la competitividad de la economía española, que por la razón de la pertenencia al euro no puede conseguirse, como históricamente ocurría, a través de la devaluación de la moneda.
La crisis económica arrastrará al país a una situación social y política de una enorme inestabilidad y con inquietantes incógnitas
Fue el profesor Krugman el que hace tiempo, conociendo los datos cruciales de la economía española sobre el déficit exterior y el paro,  planteó un dilema consistente en: o bien tenía lugar un ajuste interno de precios y salarios para abaratar las exportaciones españolas y encarecer las importaciones o bien se producía una  devaluación de la moneda con los mismos objetivos. En su día, Krugman admitió como irreversible la pertenencia al euro, y, por tanto, reconoció que la única salida real para la economía española se limitaba al ajuste interior, desapareciendo, por tanto, el dilema. Posteriormente, Krugman ha rectificado y ha llegado a afirmar que el euro, en su actual configuración, desaparecerá, añadiendo que lo mejor que le puede suceder a algunos países es que el euro no sobreviva: un aserto  que proviniendo de él habría de tomarse en consideración.
El ajuste interno tiene muchas contradicciones, de todo tipo. Pero para el PP como para el PSOE el tema de la vinculación a la Europa de Maastricht es indiscutible, por lo que pasan por encima de ellas, incurren en graves decisiones y se niegan a ver lo que puede ocurrir con un ajuste interno sin  fin, como ya lo expresan  otras experiencias europeas, como Grecia y Portugal.
Frente a la devaluación,  es decir la salida del euro, el ajuste interno tiene dos inconvenientes. El primero es que con él no se logra el efecto general de abaratar exportaciones y encarecer importaciones. Todas las mercancías y todos los servicios que se intercambian con el exterior  recogen de inmediato el impacto de la variación del tipo de cambio. Un ajuste interno,  por el contrario, como es producto de las circunstancias particulares de los distintos sectores productivos y de la casuística que se da en  las empresas, origina  un cambio muy desigual  en los precios de los distintos bienes y servicios,  y, por tanto, un ajuste también muy irregular en los precios de las exportaciones,  con efectos más difíciles de evaluar en los intercambios exteriores.
29_inemEl segundo pilar de la reforma se centra en el despido. ©IU Comenar Viejo
La devaluación de la moneda
Por otro lado, una devaluación de la moneda no tiene efectos depresivos sino más bien lo contrario, ya que favorece las exportaciones y la demanda interna en detrimento de las importaciones, mientras que el ajuste interno  de salarios, en la medida en que no se acompaña de un ajuste  inmediato y semejante  de los precios (en ese caso todos los precios relativos internos no se modificarían pero sí con respecto a los precios exteriores,  lo que sería equivalente a la devaluación), tiene un impacto recesivo sobre la demanda y la actividad.
Esto puede resultar beneficioso para corregir el déficit exterior de una economía, pero agrava otros problemas como pueden ser una mayor desigualdad en la distribución de la renta, el aumento del déficit público por el impacto de la depresión en la recaudación impositiva y, sobre todo, lleva aparejado un incremento del paro, que en el caso de la economía española no se puede considerar como una secuela secundaria.
Dejando constancia de los problemas de ese ajuste y lo contraproducente que puede resultar, la opción económica del PP está clara y es indiscutible: a cumplimentarla está dirigida la siniestra reforma laboral que ha emprendido.
Ofensiva sobre los salarios: la argumentación de Adoración Guamán y Héctor Illueca
Un artículo de los especialistas en Derecho del Trabajo y miembros del Consejo Editorial de “Crónica Popular” Adoración Guamán y  Héctor Illueca, que, por su argumentación implacable y directa en la línea expuesta en sus declaraciones a “CP”y por su argumentación implacable y directa y por compartirlo plenamente,  reproduzco con alguna extensión, deja asentado que el objetivo fundamental de la reforma es abaratar, conseguir una reducción continua de los salarios,  para lo cual hay que crear un marco propicio de relaciones laborales e indefensión de los trabajadores. Escriben los especialistas:
“La reforma se produce en un marco económico y social cada vez más degradado, con una situación de desempleo masivo que amenaza prolongarse durante un largo período y que, sumada a la destrucción de los servicios públicos, entraña un grave riesgo para la estabilidad sociopolítica de nuestro país. La crisis económica empeora por momentos y es previsible una segunda caída todavía más intensa que la desatada en el año 2008. En este contexto, hostigado en los mercados financieros internacionales, el Gobierno ha asumido los principios de los sectores ultraliberales que controlan la política económica, lanzando un ataque fulminante contra los trabajadores y sus organizaciones representativas. Ante la imposibilidad de acometer una devaluación externa por la pertenencia al euro, el RDL 3/2012 impulsa la aplicación de un violento ajuste de salarios, confiando ingenuamente en que ello contribuirá a resolver los gravísimos desequilibrios que padece nuestra economía e ignorando las consecuencias de la involución social legislada en términos de pauperización y precarización para el conjunto de la ciudadanía.
Nuestro país está abocado a importantes convulsiones donde la lucha de clases cobrará un papel preeminente
La estrategia es clara y demoledora: por un lado se acomete una profunda devaluación salarial, sobre salarios ya de facto en involución, por la vía de la amputación de la capacidad colectiva de negociar el precio del trabajo y, por tanto, de la individualización del trabajador frente al empresario; por otro, se consigue la sumisión del trabajador y se limita la capacidad de respuesta del movimiento obrero bajo la continua amenaza del despido libre o poco indemnizado en una situación de paro generalizado.
Para conseguir el ajuste salarial, el Gobierno ha optado por promover y facilitar la fragmentación de la autonomía colectiva, afectando al equilibrio mismo de las fuentes del Derecho del Trabajo y de los sujetos implicados en las relaciones laborales. En efecto, la reforma consagra el protagonismo de la negociación colectiva en el seno de la empresa y procura un desplazamiento de las unidades de contratación hacia los ámbitos inferiores, es decir, hacia las empresas, que se convierten en el principal y casi exclusivo centro de decisión en materia de relaciones laborales. Por lo pronto, se amplían sensiblemente las causas que justifican el descuelgue de las condiciones de trabajo previstas en el convenio, extendiendo esta posibilidad a los principales elementos de las relaciones laborales (artículo 82.3 ET, jornada, distribución del tiempo de trabajo, horario, turnos, salario, funciones… incluso mejoras voluntarias de la Seguridad Social). Además, se otorga prioridad aplicativa a los convenios de empresa sobre los de ámbito superior, desvirtuando la regulación sectorial de variables estratégicas como la cuantía del salario (artículo 84.2 ET), lo que puede dar lugar a un agresivo proceso de dumping social al colocar el salario como un factor de competitividad entre las empresas del mismo sector: la carrera hacia la fijación generalizada del SMI (641 euros al mes) está abierta y la pauperización servida.
En nuestra opinión, la “empresarización” de la negociación colectiva auspiciada por el RDL 3/2012 pone en cuestión el principio de autonomía colectiva y la fuerza vinculante de los convenios, vulnerando el art. 37 de la Constitución Española y favoreciendo el poder del empresario individual. No es ningún secreto que el poder de los sindicatos decae en los niveles empresariales de negociación, ya que, en última instancia, todo el proceso negociador se halla condicionado por las facultades de coerción empresarial. Por otra parte, la debilidad sindical se acrecienta si consideramos la escasa fiabilidad que, sobre todo en las pequeñas empresas, tiene la representación de las y los trabajadores, frecuentemente controlada por el empresario. Si a ello se añade la limitación de la ultraactividad de los convenios a un período de dos años (artículo 86.3 ET), situando en el horizonte el SMI como suelo de la contratación, se advierte fácilmente la voluntad de inducir una profunda reestructuración de las normas de reparto del excedente económico en detrimento de los trabajadores.
El segundo pilar de la reforma se centra en el despido
El segundo pilar de la reforma se centra en el despido, pues se facilita la ejecución del mismo hasta el punto de convertirlo en una opción más del abanico de posibilidades de gestión cotidiana de la empresa, ignorando las consecuencias que esta medida conlleva en la vida de las y los trabajadores. El vínculo entre la desregulación del despido y la imposición del ajuste salarial se advierte nítidamente si consideramos la amenaza que supone aquél en una situación de paro como la actual, que coloca al trabajador en la “fatal choice”, quedarse sin empleo, en el mejor de los casos con una indemnización cada vez menor, o aceptar unas condiciones salariales miserables. Conviene recordar que el derecho a no ser despedido sin justa causa forma parte fundamental del derecho al trabajo en su vertiente individual, que la Constitución Española reconoce en su artículo 35.1 y que se consagró con claridad en el convenio 158 de la OIT, normas que ignora y vulnera la reforma operada por el RDL 3/2012.
29_inemmetroLa reforma laboral ya ha sido contestada con una huelga general. ©Javier del Valle
En efecto, dicho texto acoge dos grandes vías para la desregulación de la extinción contractual: por un lado, se permite el despido libre o sin causa durante un año en las pequeñas empresas, incrementando la precariedad de determinados colectivos de trabajadores cuya contratación se bonifica (mujeres, jóvenes y desempleados mayores de 45 años); por otro, se flexibiliza el despido rebajando sus costes económicos (abaratamiento de la indemnización por despido improcedente, que se limita a 33 días por año con un límite de 24 mensualidades, y eliminación de los salarios de tramitación) y procedimentales (ampliación de los supuestos que justifican el despido por causas objetivas y eliminación de la autorización administrativa en los procesos de despido colectivo, suspensión del contrato y reducción de la jornada de trabajo).
Como puede observarse, la reforma de la legislación laboral persigue el ajuste salarial mediante la desarticulación de la negociación colectiva y el abaratamiento del despido, amén de otros aspectos periféricos o secundarios, pero no por ello menos importantes. Así, junto con estos dos conjuntos de medidas, se incorporan modificaciones normativas que tienden a la precarización de los precarios, en particular las personas menores de 33 años con la ampliación de la duración y posibilidades del contrato para la formación, y a la híper-flexibilidad del tiempo de trabajo, con la introducción de horas extraordinarias en el contrato a tiempo parcial y el otorgamiento al empresario de la facultad de distribuir de manera irregular el 5% de la jornada de trabajo a lo largo del año.”
La cita es prolija, pero deja sellada la coherencia y perversión de la reforma. Podrá decirse que es una interpretación de la reforma interesante y aguda, pero que no está claro  que las cosas hayan de suceder como pronostica. Y, por supuesto, queda la lucha de clases por medio en cuanto a  doblegar al gobierno para su retirada y su aplicación práctica. Pero he aquí algunos datos provenientes de Grecia, cuya proximidad a nuestro país en todos los sentidos en mucho más cercana que lo que se quiere admitir.
El futuro está empezando, pero convendría que la izquierda tomase conciencia de la imposibilidad de resolver la crisis económica en el contexto de la Europa de Maastricht
El Pais, 19.03.12: “La eliminación de convenios colectivos en Grecia ha provocado un descenso medio del 20% de los salarios del sector privado, según datos recogidos por los inspectores del Ministerio de Trabajo. Esa caída se ha producido desde que el pasado 14 febrero el Parlamento aprobara, en medio de fuertes protestas sociales,  el acuerdo sobre las medidas de austeridad exigida por la UE y el  FMIpara seguir ayudando financieramente a Grecia.
Ésas medidas incluyen  la eliminación de los convenios y su sustitución por acuerdos individuales entre trabajador y empresario. Según los datos del ministerio, en 45 empresas con masde 50 trabajadores de las regiones de Atenas y sardónica, los nuevos contratos firmados desde entonces incluyen reducciones salariales de una media del 20,1%.
Además, el salario mínimo por una jornada de ocho horas, anteriormente de 751 € brutos en 14 pagas, se redujo hasta los 500 € netos, 400 en el caso de los menores de 25 años. La reducción de los salarios, sumaba un aumento de los precios del 10% anual desde 2010, ha provocado una caída en picado del consumo y el cierre de decenas de miles de negocios”.
En fin… así evolucionan los salarios en Grecia, un país en el que la izquierda y los sindicatos están dando un ejemplo de lucha y resistencia sin paragón en otros lugares de Europa.
A por los sindicatos
Escribimos al inicio que la reforma laboral debe tener también objetivos políticos no explicitados. La profundidad de la crisis económica y la falta de salidas hacen que la situación política esté dominada de modo decisivo por las cuestiones económicas. Hay que partir de caracterizar a la economía española como una economía en quiebra. El país ha mantenido en la última década, y a pesar de la grave recesión lo arrastra todavía, un déficit exterior agudo, que lo ha convertido en uno de los países con una  deuda exterior neta  exterior más graves del mundo. Por otro lado, acumula un  nivel de paro desolador. Con estos datos, se puede concluir que esta economía no ha encontrado su sitio en el puzle de la globalización,  y  más concretamente,  que no ha logrado un equilibrio razonable en el marco de la unión monetaria europea.  Si a ello se añade las complejidades sobrevenidas con el déficit y la deuda del sector público,  hay que dar por supuesto que la crisis económica arrastrará al país a una situación social y política de una enorme inestabilidad y con inquietantes incógnitas.
La reforma laboral, extremadamente agresiva y muy costosa políticamente como sabía el propio gobierno del PP – ya reconocía que motivaría una huelga general-, es un instrumento para preparar el gran combate político que queda por librar
Por decirlo breve y claramente: nuestro país está abocado a importantes convulsiones donde la lucha de clases cobrará un papel preeminente. Hemos entrado en un período político excepcional, que significa que el pasado recién dejado atrás no volverá. La derecha lo sabe,  cómo debiera preverlo la izquierda. Aquella nunca ha perdido el sentido el sentido de clase y la coherencia al actuar. Pensando en el futuro, ya trabaja para crear condiciones favorables para librar con éxito los conflictos por venir. Y,  consecuentemente, la reforma laboral, extremadamente agresiva y muy costosa políticamente como sabía el propio gobierno del PP – ya reconocía que motivaría una huelga general-, es un instrumento para preparar el gran combate político que queda por librar.
Todo el análisis que se ha expuesto anteriormente de la reforma laboral,  concluyendo que el objetivo económico es la reducción de salarios, tiene como desiderátum político debilitar estructuralmente a la izquierda, con el socavamiento del poder  de los trabajadores y de los sindicatos. Al punto que con toda razón se puede decir que la reforma laboral tiene un corte fascista innegable al buscar derruir a los sindicatos, que son las organizaciones por antonomasia de la clase obrera.
El futuro está empezando, pero convendría que la izquierda tomase conciencia de la imposibilidad de resolver la crisis económica en el contexto de la Europa de Maastricht y de la lucha política a que estamos abocados.

Pedro Montes*. Economista. Socialismo 21


Bankia: solo un aviso


La complejidad del asunto de Bankia, las polémicas que abre y las consecuencias que tendrá deben relativizarse,  no porque sea poco importante, sino porque Bankia es la punta del iceberg de un sistema bancario en quiebra técnica, en ruina,  que afecta, según se dice,  a todas las entidades crediticias, salvo a los dos grandes bancos Santander y BBVA, se dice también, por la escasa relevancia que tienen su actividad en el territorio  español. Todo es muy enigmático y de una opacidad casi impenetrable, que se deriva de la propia naturaleza del negocio bancario: puesta en cuestión la solvencia de una entidad su hundimiento es casi irremediable, cosa que ha podido suceder con Bankia por la gestión oscura y titubeante de la crisis.

29_bankiaEl país está sometido a devastadores y crueles ajustes y recortes, y de pronto un solo banco reclama casi el 2% del PIB para corregir desajustes es su balance. ©JJ Delapeña
Quizás el Banco de España, a los pies de los caballos y desprestigiada su dirección, con razón,  sea la única institución que conozca el verdadero alcance de la crisis, la podredumbre que anida en los balances, los agujeros existentes, los riesgos de nuevos casos y las necesidades reales de refinanciación del sistema.
Pero todo hace temer que no nos enteraremos y que el gobierno, como en casi todo,  tratará de sortear día a día los problemas que surgen, hasta que, claro, por acumulación,  estalle la crisis de la crisis. La solvencia de casi todas las entidades está por los suelos, con unos activos relacionados con el ladrillo sobrevalorados y de nula rentabilidad, la liquidez llega escasa y cara por las sospechas de esa solvencia y los desajustes temporales entre los compromisos de amortización de los  pasivos y las inversiones a más largo plazo de los activos  estrangulan la actividad.  El mal de fondo es muy profundo.
En el caso de Bankia se ha mentido hasta la obscenidad, proclamando beneficios que eran cuantiosas pérdidas. Se emitieron acciones sobrevaloradas que han atrapado a muchos pequeños accionistas, y se han puesto en peligro los depósitos de cientos de miles de clientes. Todo ello sin que el gobierno, los gobiernos si se quiere por implicar en justicia también al PSOE, emitiese una duda sobre la situación real del banco y su viabilidad. Muchas responsabilidades políticas hay implicadas en el caso, mucha incompetencia técnica y muchos abusos que rayan la corrupción generalizada en que está sumido el país.
En el caso de Bankia se ha mentido hasta la obscenidad, proclamando beneficios que eran cuantiosas pérdidas
De repente, hay que comprometer 20.000 millones de euros para salvar a Bankia. El país está sometido a devastadores y crueles ajustes y recortes, y de pronto un solo banco reclama casi el 2% del PIB para corregir desajustes es su balance. Un escándalo de unas dimensiones pavorosas que, sin embargo, el gobierno (y una parte de la ciudadanía) trata con naturalidad perversa: los recortes, a veces cuantitativamente insignificantes, son inevitables, mientras, en cambio,  no se ponen  en cuestión las ayudas necesarias para salvar al sistema bancario, por cuantiosas que sean.
Todas las entidades bancarias bajo sospecha
Pero no hay que olvidar la crisis. La entregada disposición del gobierno choca con las enormes dificultades existentes para obtener liquidez en los mercados internacionales, porque el mercado interior está seco. Los problemas surgen de inmediato: no es fácil obtener e inyectar a Bankia 20.000 millones de euros, ni está claro como hacerlo, cuando todas las entidades del país están bajo sospecha y la deuda pública sufre el acoso de los mercados como lo pone de manifiesto la creciente prima de riesgo.
El asunto de Bankia no es más que un incidente grave, muy grave si se quiere, en la situación catastrófica financiera y económica que vive el  país. Otras muchas entidades reclamarán con toda razón un trato similar. Ya se habla de que hay peticiones por otros 30.000 millones de euros. Los balances de los bancos tenderán a degradarse a medida que se agrava la crisis económica y la morosidad crece por la marginación de cada vez más familias y empresas. El Estado tendrá crecientes dificultades para cumplir su objetivo de salvar a la banca y todo el tinglado, no encuentro palabra más expresiva,  se tambaleará con riesgo evidente de hundirse. No podremos nunca decir que nos sorprendió.
Dos alternativas se columbran: el mal llamado rescate europeo, Grecia como modelo, con las instituciones internacionales haciendo leña del árbol caído, o sacar la bandera blanca y rendirse, declarando que la deuda exterior es impagable. Pronto se sabrá.

Pedro Montes. Economista. Socialismo 21.


lunes, 28 de mayo de 2012

SILBO A LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA



Ultimo discurso del General Franco desde el Palacio de Oriente
Cuenta  Sopena en su periódico que, en 1925, la dictadura de Primo de Rivera, bajo el reinado del abuelo de nuestro actual monarca, cerró seis meses, seis, el estadio de Las Corts porque con motivo de un partido de fútbol entre el Barcelona y la Royal Navy el público silbó la Marcha Real, himno de la nación española.
La medida, por lo tanto, que la lideresa Aguirre planteó, caso de que eso mismo volviera a ocurrir, como así ocurrió,  el pasado viernes -suspender el encuentro que enfrentará al Athletic de Bilbao y al Barcelona-, tiene su similar precedente en un régimen dictatorial, al menos mientras la Real Academia de la Historia no decida lo contrario: que Miguel Primo de Rivera, como Franco, no fue un dictador.
Esto, que la dictadura franquista nunca existió, es lo que ha acordado con carácter definitivo la docta institución, visto que la decisión mayoritaria ordenada por el Parlamento hace apenas un año -la revisión del Diccionario Biográfico para subsanar ese y otros errores-, se ha tornado papel mojado con la llegada al Gobierno del Partido Popular, en contra de esa y otras revisiones y correcciones.
Es de destacar que la señora Aguirre, condesa de Murillo y grande de España, tiene en la citada obra casi tantas columnas (8) como el propio y extinto Caudillo (10), redactadas todas ellas con sumiso afán encomiástico por quien fuera su secretario de estado en el Ministerio de Educación y Cultura, que no ha olvidado destacar en tan histórica figura su buen hándicap de golf.
En cuanto al indubitable carácter científico del Diccionario, sirva como mejor ejemplo la entrada dedicada a monseñor Escrivá de Balaguer, escrita por un miembro del Opus Dei, en la que intercesiones virginales y divinas sanan de cuerpo e inspiran de mente a don Josemaría para la creación de su Obra.
Esta es la historia oficial que se nos vende con nuestros impuestos, en contra de la memoria que se nos sigue debiendo. Por eso le dedico en este día y hora mi más enérgico silbido al honor y profesionalidad de la Real Academia de la Historia.
Félix Población

INICIATIVA PARLAMENTARIA CONTRA EL HAMBRE EN EL MUNDO


Crónica Popular.
Acompañado por Jean Ziegler, vicepresidente del Consejo Asesor de Derechos Humanos de la ONU, el coordinador federal de IU presentó ayer en el Congreso de los Diputados una iniciativa parlamentaria para luchar contra el hambre en el mundo.
23_zeg_chcUna mujer, tras hacer un largo recorrido, espera con su hijo la vacunación. ©Julien Harneis
En la proposición no de ley planteada por IU en la cámara baja, se insta al Gobierno español a impulsar una “regulación adecuada para poner fin a los paraísos fiscales y perseguir la evasión fiscal”, así como a promover la implantación de un impuesto a las transacciones financieras internacionales (ITF), “un impuesto que pretende, fundamentalmente, penalizar el vértigo especulativo”.
Cayo Lara subrayó el papel fundamental del Impuesto a las Transacciones Financieras Internacionales (ITF), planteado ampliamente por la izquierda y los movimientos sociales de muchos países, y sobre el que, en fechas recientes, se pronunció un grupo de expertos independientes de Naciones Unidas que urgió a la Unión Europea a impulsar su establecimiento para “compensar el costo social de la actual crisis económica y proteger los derechos de los más vulnerables”. Para el coordinador federal de IU, el ITF “es una herramienta de regulación, de distribución y, en su caso, de sanción contra los mercados financieros”, cuyo papel sería la búsqueda de la justicia económica global a través de su función reguladora de la actividad económica y redistributiva de recursos.
Asimismo,  Cayo Lara afirmó que “el control público y democrático del Banco Central Europeo (BCE) es cada vez más necesario”, entre otras razones “porque debe tener la responsabilidad de apoyar el desarrollo, la inversión y el empleo, y no exclusivamente la estabilidad y el control de precios”.
Avalado por su prestigio internacional como experto en la lucha contra la pobreza y el hambre en el mundo, Jean Ziegler, que, entre 2001 y 2008, fue relator especial de la ONU para el derecho a la alimentación,  intervino también apoyando explicítamente la iniciativa parlamentaria de IU y fue realmente crítico y tajante en sus declaraciones. Así, afirmó que debe ponerse freno a la especulación alimentaria existente porque “el hambre tiene un cierto parentesco con el crimen organizado” y denunció que el derecho a la alimentación es el “más constantemente violado en el mundo”.
Es imprescindible poner en marcha un impuesto a las transacciones financieras internacionales (ITF),  “un impuesto que pretende penalizar el vértigo especulativo”
Ziegler afirmó que el hambre en el mundo es una “masacre cotidiana”, es, sin duda alguna, “el escándalo de nuestro siglo”, porque la agricultura actual podría alimentar a 12.000 millones de personas, el doble de la población mundial. “Cada niño que muere de hambre es un niño asesinado”, sentenció. Por esó calificó de “caníbal” el sistema vigente en el mundo, al estar regido por una “violencia estructural” y una especulación con el precio de los alimentos básicos que mata de hambre a una parte de la población.
Pero, además, alertó del  riesgo de que algunos países desarrollados, entre ellos España, acabe “considerando normal” que una parte de su infancia esté malnutrida. Por ello, juzgó un “escándalo intolerable” que haya en España más de dos millones de niños en riesgo de malnutrición, algo de lo que responsabilizó “a los gobiernos, porque no existe causa meteorológica o de otro tipo que explique la escasez de alimentos” para una parte de la población en un país con la renta per cápita de España.
Hambruna en el Cuerno de Africa y en ocho países del Sahel
La proposición no de ley presentada por IU para su debate en Pleno del Congreso de los Diputados parte de las escalofriantes cifras que retratan con crudeza la situación del hambre en el mundo. En esta línea, recuerda que en 2011 se desató una terrible hambruna en el Cuerno de África que amenazó las vidas y los medios de subsistencia de más de 12 millones de personas, principalmente en Somalia, Yibuti, Etiopía y Kenia, aunque la situación se extendió a Sudán y a ciertas regiones de Uganda, y señala que, según las “ongs” “Oxfam” y “Save the Children”, las muertes por inanición se calculan entre 50.000 y 100.000, según Oxfam y Save the Children.
23_zel_platMujeres de Guinea Conakri cocinan, mientras los niños esperan el desayuno. ©Julien Harneis
Más adelante indica que “la situación estaba mejorando ligeramente en la región, gracias a la acción humanitaria y a las lluvias que tuvieron lugar a finales de 2011, pero a pesar de todo, 8 millones de personas siguen recibiendo atención humanitaria y la FAO -  Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – ha lanzado una alerta porque el pronóstico para la próxima temporada de lluvias parece indicar que lloverá menos de lo previsto”. Y añade que “la crisis está lejos de solucionarse y en los últimos meses se ha extendido a ocho países del Sahel, donde se calcula que hay aproximadamente 15 millones de personas en riesgo grave de inseguridad alimentaria. Los estados más afectados son Níger (5,4 millones, el 35% de la población), Chad (3,6 millones, el 28% de la población), Malí (3 millones,el 20% de la población), Burkina Faso (1,7 millones, el 10% de la población), Senegal (0,85 millones, el 6% de la población), Gambia (0,71 millones, el 37% de la población) y Mauritania (0,7 millones, el 22% de la población), aunque la zozobra también se ha propagado a Camerún y Nigeria. Estos son sólo algunos datos de la cara más dramática del hambre en nuestro planeta, sin que podamos olvidar los 906 millones de hambrientos que en 2010 calculó la FAO  en los países en vías de desarrollo”.
IU pone de relieve que la situación se agrava por los recortes en ayuda al desarrollo que se están aplicando en los países avanzados que padecen la crisis económica “consecuencia de las políticas neoliberales aplicadas por los gobiernos y los organismos internacionales”. Frente a ello, IU reivindica el derecho a la soberanía alimentaria, a acceder a la tierra, a las semillas, al agua y a los créditos necesarios, mediante una reforma agraria en Europa extensible a los demás continentes e insiste en desarrollar las políticas necesarias para conseguir los Objetivos del Milenio, en concreto para que España aumente su ayuda al desarrollo hasta llegar al 0,7% de  la renta nacional básica en 2015.
Nuevas instituciones internacionales que no hagan de” empobrecedores de otros países”
Ante el desolador panorama que se continúa registrando, IU afirma varias cuestiones de calado que inciden directamente en la lucha contra el hambre en el mundo. En primer lugar, que “la situación actual de crisis económica y financiera que sufre occidente, como consecuencia de las políticas neoliberales aplicadas por los gobiernos y los organismos internacionales, no puede ser un obstáculo para plantear medidas de lucha contra el hambre que sólo pueden ser efectivas si se reforman en profundidad las instituciones internacionales que hasta el momento no han hecho ningún esfuerzo serio para ir disminuyendo esta lacra”.
23_zel_segnJean Ziegler; vicepresidente del Consejo Asesor del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. ©IU
En segundo lugar,  que  “el  siglo XXI reclama cambios profundos y radicales en las relaciones económicas y políticas internacionales para evitar la supremacía de los EE.UU. y otros países de la OCDE” y que “son necesarias nuevas instituciones que reemplacen al FMI, al Banco Mundial y a las Naciones Unidas”. Para IU la necesidad de nuevas instituciones está fuera de toda duda habida cuenta de las nefastas consecuencias que se han derivado de las políticas aplicadas por algunos de estos organismos internacionales:“El FMI y el Banco Mundial (BM) -cuyo lema, curiosamente,  es “trabajamos por un  mundo sin pobreza”- no sólo no han conseguido reducir la pobreza, sino que han arruinado con sus recetas neoliberales a economías emergentes”. Por eso sitúa como  una prioridad la existencia de “nuevas instituciones internacionales que no hagan de empobrecedores de otros países”.
En tercer lugar, IU afirma que  “hay que exigir la soberanía alimentaria, es decir, el derecho de los pueblos a decidir sobre su política agraria por ellos mismos respetando el medio ambiente”. IU recuerda que esto “significa dar prioridad a las producciones locales agrarias, a la calidad en la alimentación y defender el no sometimiento a los mercados mundiales” y que “se debe regular el acceso a la tierra, a las semillas, al agua y a los créditos para llevar a cabo una verdadera reforma agraria en Europa y en otros continentes”.
El FMI y el Banco Mundial (BM) -cuyo lema  es “trabajamos por un mundo sin pobreza”- no sólo no han conseguido reducir la pobreza, sino que han arruinado con sus recetas neoliberales a economías emergentes”
Los cuatro puntos de la proposición no de ley
En concreto, la proposición no de ley presentada por IU plantea los siguientes puntos:
Proponer en los organismos internacionales en los que esté representado la reforma en profundidad de las Instituciones Internacionales (BM, FMI, ONU, OMC, OCDE, PAC) para hacerlas más democráticas y participativas y para lograr que la seguridad cooperativa a nivel mundial sea un hecho.
Impulsar una regulación adecuada para poner fin a los paraísos fiscales y perseguir la evasión fiscal para reducir la inestabilidad que producen en las economías y la pobreza que crean en todos los países.
Desarrollar las medidas políticas y presupuestarias necesarias para cumplimentar y ayudar a la consecución de los Objetivos del Milenio, y específicamente, al aumento de la contribución española para alcanzar en Ayuda al Desarrollo el 0,7% de la RNB en el año 2015.
Promover la implantación de un impuesto a las transacciones financieras internacionales (ITF) como herramienta de regulación, de redistribución y, en su caso, de sanción contra los mercados financieros, cuyo papel sería la búsqueda de la justicia económica global a través de su función, tanto reguladora de la actividad económica, como redistributiva de recursos a nivel global.”
Jean Ziegler, un luchador
Jean Ziegler, un luchador contra el hambre y las desigualdades en el mundo Nacido en Thun, Suiza, en 1934, Jean Ziegler es una de las figuras más emblemáticas en la denuncia de las desigualdades en el mundo y en la lucha contra el hambre que asola a millones de habitantes del planeta, con una incidencia realmente grave en la población infantil de algunos países de Africa.
Doctor en Derecho y Ciencias Económicas y Sociales por la Universidad de Berna, es profesor de Sociología en la Universidad de Ginebra y en la Sorbona de París, de 1981 a 1999 fue diputado federal suizo  y, tras haber sido Relator Especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación entre 2000 y 2008, en la actualidad, desempeña el cargo de vicepresidente del Consejo Asesor del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
Es autor de casi una veintena de libros entre los que destacan “Sociología de la nueva África”,  “La contrarrevolución en África”, “Saqueo en Africa”, “Suiza lava más blanco”” El oro nazi”, “ Los señores del crimen. Las nuevas mafias contra la democracia”,” El hambre en el mundo explicada a mi hijo”, ”El libro negro del capitalismo”, “ Los nuevos amos del mundo y aquellos que se les resisten”, “El imperio de la vergüenza” y “¿Qué es la globalización?”, escrito con otros autores, entre ellos el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz y el periodista español y director de la edición española de “Le Monde Diplomatique”, Ignacio Ramonet.
|

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el s...